El Pleno autorizó la refinanciación de la deuda a proveedores con la entidad Caixabank a un tipo de interés del 0,98 más el Euribor. Supone una rebaja de casi tres puntos respecto a las condiciones actuales con Bankia, lo que supondrá un ahorro de 235.000 euros en el periodo de vigencia.

En la sesión, la oposición votó en contra de esta medida por entender que sólo cabía la cancelación. Así, Manuel Ángel Rey justificó que el Ayuntamiento recurrió al plan de ajuste para hacer frente a problemas de liquidez derivados de la deuda de la Junta de Castilla y León con Bembibre, y que en el momento de recibir las subvenciones “se tendría que haber amortizado el crédito y nos hubiéramos ahorrado esas subidas del 10% del IBI”.

Para el alcalde, José Manuel Otero, el rechazo de la oposición significa en la práctica votar en contra del ahorro de 235.000 euros. Y defendió que esta medida supuso un alivio para los proveedores a los que el Ayuntamiento no pagaba facturas. “Pero además hay otro problema y es que podrían habernos demandado y hubiéramos tenido que hacer frente al pago de intereses”.

El regidor añadió que independientemente del fin para el que se solicitó este préstamo, con las condiciones actuales hubiera aprovechado esta vía de financiación.

Luz verde también a la aprobación de la RPT que supone la amortización de la plaza de agente de desarrollo local. Una plaza que en los últimos meses llevó al Juzgado al equipo de gobierno y a la trabajadora, que tuvo que ser readmitida por sentencia. Rey advirtió que el Ayuntamiento ya tuvo que pagar dos años sin que trabajara por el fallo judicial, y considera que ahora podría suceder lo mismo. Otero justificó esta decisión para suprimir una plaza que no necesita el Ayuntamiento, dijo, que no está subvencionado y que en la práctica presta personal municipal.

El Pleno también dio luz verde a la corrección de errores en las tasas de alcantarillado y depuración según advirtió el PSOE, que reprochó que si hubieran atendido esta demanda en su momento hubieran votado a favor. De hecho, fue el único punto que tuvo unanimidad. Respecto a la aprobación de la cuenta general de 2013 la oposición advirtió una diferencia entre lo presupuestado y el cierre del ejercicio de casi 3 millones de euros, lo que llevó a la oposición a formular su queja en la sesión.

Respecto al remanente de tesorería, mientras la oposición preguntó por el destino de los 2,4 millones de euros de diferencia a favor del Ayuntamiento, el equipo de gobierno recordó que han tenido que corregir el resultado era negativo de 100.000 euros en 2011.


{module GOOGLE PIE DISPLAY}

Amena en casa 728x90
happyending 728x90 jpg
warhol_360