Transcripción literal de la nota de prensa del PSOE

En tres años de mandato de Otero la población de Bembibre no solo ha traspasado hacia abajo la barrera psicológica de los diez mil habitantes, sino que ha caído desde los 10.060 a los 9.631, o sea, somos 439 personas menos. Pero, ojo, estos datos oficiales se refieren a 31 de diciembre de 2013, de modo que, si se ha mantenido el ritmo de descenso poblacional, y todo indica que sí, Bembibre está hoy en el entorno de los 9.500 habitantes, lo nunca visto. Hemos retrocedido a los años 70.

A esto nos han conducido las políticas de derechas. El PP lo gobierna todo con mayoría absoluta y no solo es la crisis, es la pérdida del empleo, la subida de los impuestos y los recortes los que nos están hundiendo en la miseria. Es la política humillante y destructiva, sin paliativos, que el PP está dirigiendo contra las cuencas mineras y el tejido industrial de nuestra comarca.

Por toda respuesta nos dicen que no nos quejemos, que todos estamos igual de mal, pero mal de todos es consuelo de tontos. Otero, aquí, no puede consolarse porque:

Nos prometió que Bembibre con él sería “uno, grande y libre”.

El Ayuntamiento, en este período, a pesar de las promesas de dar trabajo a todos los que votaran al PP, ha pasado de ser la primera empresa del municipio en creación de empleo a despedir trabajadores y amortizar plazas en plantilla. El aspecto desolador de nuestras calles demuestra hasta qué punto hemos caído tan bajo.

Bembibre no tendría que sufrir los rigores de este desastre en la misma medida que el resto de los municipios mineros, porque nosotros demostramos con nuestra gestión y las infraestructuras creadas que se podían generar alternativas para mantener población y trabajo, incluso en los tres años de crisis anteriores al gobierno de Otero. La gente, pasando necesidad, y Otero, presumiendo de un remanente de tesorería de dos millones y medio que nadie sabe dónde está y en qué lo emplea.

No solo hemos perdido la referencia de los diez mil habitantes, irrenunciable para cualquier alcalde de Bembibre que se precie, sino que estamos perdiendo la dignidad y el orgullo de ser de aquí. Y como a Otero le queda muy grande Bembibre, lo está haciendo cada vez más pequeño para que le quede a su medida.

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY}

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos