Las actuaciones derivadas de los trabajos de acondicionamiento y asfaltado de calles, permitieron detectar una nueva avería en las conducciones subterráneas de agua, cerca del cruce de la Calle Quevedo con García Lorca. Un tramo donde suelen producirse inundaciones en caso de precipitaciones intensas.

Los operarios municipales tuvieron que trabajar con intensidad para subsanar la avería en muy poco espacio de tiempo. Reconstruyeron por completo uno de los colectores, que se había hundido, y sustituyeron un tramo de tubería dañada. Además se encontraron con una sorpresa, un socavón producido por la fuerza del agua justo debajo de la capa de asfalto, que rellenaron para dar estabilidad al terreno.

El asfaltado se hará en breve, aprovechando las labores de acondicionamiento y asfaltado de la calle García Lorca.

 

{module ANUNCIOS GOOGLE PIE}

 

 

warhol_360