Foto de archivo de una rueda de prensa del PSOE

Transcripción literal del grupo municipal socialista

La Audiencia Provincial acaba de notificarnos el auto de 4 de junio de 2015 que desestima el recurso de apelación interpuesto por José Manuel Otero contra el auto del Juzgado de Instrucción nº 2 de Ponferrada de 11 de agosto de 2104, que había sobreseído la denuncia que presentó contra nuestro portavoz, Manuel Ángel Rey Vieira.

El asunto se remonta a 19 de enero de 2012, cuando el equipo de gobierno del Partido Popular en Bembibre lanza una nota de prensa donde “pide la dimisión inmediata de Manuel Ángel Rey Vieira por utilizar fondos públicos para pagar favores de partido”. Lo acusaban de haber adjudicado, sin expediente, unos nichos del cementerio a la empresa que había presentado la oferta más alta, y haber pagado la factura sin haberse ejecutado la obra.

En términos penales, lo acusaban de los delitos de prevaricación, tráfico de influencias, fraude y malversación de caudales públicos, y ahora la Audiencia, confirmando la resolución del Juzgado, argumenta que no existe ningún delito, con lo cual queda demostrada la honestidad del concejal socialista y la mala fe de Otero, que ha sido capaz de promover todas estas falsas acusaciones con el único objetivo de linchar políticamente a nuestro portavoz.

La justicia tarda pero llega y pone a cada uno en su sitio, y el sitio de Otero no está ni en la política ni mucho menos en la alcaldía de Bembibre, porque personajes con esta catadura moral no pueden representar a los ciudadanos. Si tuviera un mínimo de dignidad, ya no tomaría posesión el sábado.

Este auto es firme y definitivo, no admite ningún recurso. Otero, cuando pierde – que ha sido siempre– es muy propenso a salir del paso diciendo que recurre, y recurre porque paga con el dinero de todos, no con el suyo. Pues, en este caso, ya solo le queda recurrir al maestro armero, que, por cierto, nos saldrá a todos mucho más barato que nos ha salido toda esta verbena de denuncias y recursos sin más base que la mentiras de Otero, como ha quedado demostrado en los tribunales.

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY}

warhol_360