El Ayuntamiento de Bembibre ha llevado a la Junta de Gobierno Local la situación en la presa del canal de Viñales-San Román donde en los últimos años han aparecido muertos diferentes animales. El alcalde, José Manuel Otero, ha puesto de manifiesto la facilidad de acceso y considera que Endesa debe tomar las medidas oportunas para que no vuelvan a suceder estos hechos.

Otero se refirió no sólo a la mortandad de los animales por ahogamiento, sino también porque éstos permanecen muertos en el agua que luego va a parar al pantano de Bárcena. “Todo esto deriva al agua del pantano que luego nosotros captamos para consumo humano”, recordó el primer edil.

En consecuencia, el documento a Endesa pide “que haga un control exhaustivo de todos los cierres tanto de la presa como de la captación del río de Viñales para que esto no ocurra, que no caigan los animales.

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY}

warhol_360