Transcripción literal del comunicado de prensa del Grupo Municipal Socialista

Aunque se ha tratado de ocultarlo por diversos medios, el pleno del Ayuntamiento de Bembibre de 18 de noviembre de 2015, con el voto favorable del PP y el contrario de la oposición, ha aprobado una nueva tasa para la traída de agua desde el pantano de Bárcena por la que, además de lo que ya se está pagando, todos los usuarios tendremos que pagar linealmente el metro cúbico a 0,52 euros, lo que de hecho supone un incremento de la recaudación por parte del Ayuntamiento en un 80 %. Sí, han leído bien: un 80 % de subida.

El PSOE, consciente del gravísimo problema que se crea a la población, impugnará esta subida escandalosa por las siguientes razones:

1ª) El pleno tuvo carácter de extraordinario y urgente, se nos convocó y se entregó a los concejales la documentación poco antes de que se celebrara la sesión para que no tuviéramos tiempo de estudiar su contenido.

2ª) Se ha aprobado una subida completamente abusiva, pues no solo contempla los gastos de la obra y el mantenimiento de la captación, sino también las futuras reparaciones. Los gastos de mantenimiento se han estimado para todo el año, aunque Otero ha dicho repetidas veces que se aprovecharía el agua de San Facundo la mayor parte del tiempo. Las reparaciones, que son aleatorias, se incluyen por adelantado en la tarifa de pago, aunque después no las haya.

3ª) La subida, además, es socialmente injusta, porque se aplicará a todos los usuarios por igual, pobres y ricos, siendo precisamente quien menos consuma quien se verá afectado por una subida porcentualmente mayor.

4ª) Otero tiene que explicar públicamente por qué no ha aplicado esta subida desde que entró en funcionamiento la nueva traída, y por qué antes de las elecciones locales lo podía asumir el Ayuntamiento y ahora no. También tiene que explicar por qué presume de una situación económica envidiable del Ayuntamiento, con un ahorro de 2,5 millones de euros anuales, y ahora repercute íntegramente sobre los vecinos este sobrecoste, por el que el Ayuntamiento prevé ingresar 323.703 euros anuales.

5ª) Mientras se aprobaba esta subida salvaje, Otero se ha olvidado de actualizar los precios de todas las Ordenanzas Fiscales, sencillamente porque este año el IPC ha sido negativo en un 0,9 % y en ese mismo porcentaje tendría que bajar todos los demás impuestos y tasas que cobra el Ayuntamiento.

Otero, por fin, empieza a mostrarnos su verdadera cara, lo mucho que se importa a sí mismo y lo poco que le importa Bembibre, lo bien que le va entre el Ayuntamiento y Valladolid, y lo mal que nos va a los demás con su gestión y con sus decisiones.

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY}

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos