plaza mayor 2016

El concejal responsable del área de Comercio, Sigifredo Benavides, ha pedido paciencia a los hosteleros que hayan interpretado como "restrictiva" la nueva ordenanza reguladora de terrazas. Los objetivos de la misma, aseguró, son “regular de modo racional el uso de terrazas” así como “evitar el descontrol que había hasta ahora”. Pero a partir de este momento el Ayuntamiento analizará el impacto de la misma y en concreto aquellos casos particulares que se pudieran ver perjudicados: "la ordenanza va a sufrir muchas modificaciones, si no ya este año sí el próximo”.

En declaraciones a la emisora FM Bierzo, el edil considera que “era una necesidad” la regulación de las terrazas, y es consciente que la nueva ordenanza “este año nos va a dar problemas”. Para ello entiende que la normativa debe adaptarse a las necesidades, “para que todo el mundo pueda ganar sin molestar a la gente”.

“Reconozco que habrá que hacer modificaciones, éste es una especie de régimen general y luego hay que bajar a la calle y si el bar de la esquina tiene problemas porque no tiene los metros de acera, tendremos que encontrar una solución”. En este sentido, también advirtió que habrá que estudiar casos particulares para evitar perjuicios dentro de unos criterios generales.

A este respecto, Benavides se refirió a los horarios de cierre y apertura máximos que contempla la ordenanza, que podrían ser objeto de estudio. “Pero yo también me pongo en la piel de esa persona que se levanta a las 7 de la mañana para trabajar y tiene que aguantar una terraza hasta las 3”.

La redacción actual de la nueva ordenanza establece los horarios máximos en temporada de verano a las 12 de la medianoche de domingo a jueves, y hasta la 1 de la noche los viernes, sábados y las vísperas de festivos. En julio y agosto el horario de cierre podrá extenderse media hora. Mientras, el resto del año, para las terrazas anuales, podrán abrir hasta las 23 horas.

Uno de los objetivos esenciales era evitar "la picaresca" de determinados establecimientos hosteleros que, tal y como apuntó Benavides, son los menos y no puede generalizarse. En concreto la colocación de determinadas mesas distribuidas en un amplio espacio o la colocación en el mismo espacio de un mayor número de mesas y sillas.

Otra peculiaridad de la nueva ordenanza es que los interesados primeramente deberán solicitar autorización y posteriormente colocar la terraza, mientras que hasta este momento los propietarios colocaban la terraza y luego acudían en una fecha indeterminada al Ayuntamiento, lo que complicaba el control de las mismas.

Esta ordenanza, añadió, pretende “hacer racional lo que en un momento determinado llegó a ser un lío”. Y con un mensaje para los hosteleros a los que dijo que buscarán adaptar al máximo la ordenanza a la realidad de la hostelería. “Que nadie sienta que lo estamos acosando”, concluyó el edil.

Asimismo, Sigifredo Benavides aseguró que aunque la publicación en el Boletín Oficial de la Provincia contempla un plazo de 15 días, en la práctica su entrada en vigor efectiva es al día siguiente de la publicación, con lo cual los interesados ya pueden solicitar las licencias correspondientes.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos