Después de la polémica de estos últimos días por la fuerte subida del recibo del agua, derivada de la aplicación de la tasa del Bárcena, el alcalde ha confirmado que habrá Pleno monográfico. Será después de las elecciones generales, el día 11 de julio, cuando los grupos municipales que conforman la Corporación podrá hacer sus observaciones y profundizar en los detalles tanto de la privatización del servicio municipal de aguas como la obra de la nueva captación del pantano de Bárcena, y el precio que deben pagar los usuarios.

Esta tasa ha sido objeto de una campaña de recogida de firmas a través de la plataforma Change.org que hasta este momento cuenta con el apoyo de 662 personas, y la petición de un Pleno por parte de la oposición para debatir los detalles de la misma.

El alcalde de Bembibre, José Manuel Otero, subrayó que la convocatoria del Pleno atiende no a la petición de la oposición, sino “porque queremos dar la cara y explicar a los ciudadanos de Bembibre nuestra actuación y nuestra postura”.

Eso sí, espera que la oposición ponga sobre la mesa propuestas para pagar la traída de agua, que supone más de 320.000 euros anuales: “si no sale de una partida tendrá que salir de otra”, advirtió el regidor, que también se preguntó si entre esas propuestas se plantea la opción de subir impuestos, “y si es así que lo digan en el Pleno”.

En este sentido, Otero puso de manifiesto que “espero que este Pleno sirva para llegar a algún acuerdo, pero no se nos puede hacer responsables a nosotros de poner una tasa cuando ni privatizamos el agua ni construimos la nueva traída, pero es más, en su momento antes de las elecciones pedimos que se paralizara la obra y que fuera el siguiente alcalde quien tomara la decisión”.

El alcalde consideró que los argumentos de la oposición para solicitar el Pleno no tienen “motivación suficiente”, pero no por ello rechaza el Pleno: “el Pleno se hace porque es voluntad del equipo de gobierno”, concluyó Otero.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos