La empresa adjudicataria de la construcción de la estación de autobuses ha concluido los trabajos, y su apertura se presenta próxima en el tiempo. Eso sí, aún quedan algunos flecos que determinarán el tiempo final: por un lado, la privatización del servicio, que ha pasado este lunes el trámite correspondiente en Junta de Gobierno Local; y por otro lado la dotación de fluido eléctrico en las nuevas instalaciones.

El Ayuntamiento ya ha tramitado el expediente para la privatización de la estación de autobuses que deberá publicar en próximas fechas en el Boletín Oficial de la Provincia.

A grandes rasgos, el pliego de condiciones contemplará la adjudicación por un periodo de 5 años, pudiendo ser prorrogable anualmente hasta por dos años adicionales. El precio base de licitación será de 750 euros mensuales que podrá mejorar al alza la empresa. Por un periodo de 7 años (contando las dos prórrogas) será 63.000 euros.

La empresa se encargará el mantenimiento de las instalaciones, así como de la venta de billetes en la terminal. Podrá asimismo explotar el servicio de bar, restaurante y quiosco.

Por lo que se refiere a la dotación de servicios, la estación está pendiente de la instalación de fluido eléctrico que Unión Fenosa no ha podido completar, destacó el alcalde, pendiente de firma tanto de Confederación como de la dirección de carreteras.

El objetivo es poner en marcha la nueva infraestructura a la menor brevedad. Parece claro, destacó Otero, que será en la época estival, pero no quiso concretar un plazo concreto. En cualquier caso, con las miradas puestas en “poner la estación en funcionamiento en el menor tiempo posible”.

Entre tanto, el alcalde subrayó que el Ayuntamiento trabaja con la dirección de Carreteras para confirmar que se ajusa a los criterios para que esta infraestructura se considere como "estación de referencia".

Las obras se han desarrollado en dos fases. En una primera se ejecutó las obras de estructura del edificio y marquesina y la conexión de los sistemas generales sobre un solar de forma poligonal propiedad del Ayuntamiento con una superficie total de 2.929 metros cuadrados, en el paraje conocido del Vaguillo.

En la segunda las obras se completaron con los oportunos acabados del edificio y marquesina.

El edificio se despliega en planta baja con un único volumen compacto lineal en una superficie construida de 291,85 metros cuadrados. Cuenta con cafetería, aseos diferenciados, oficina, sala de espera, consigna, taquillas, cuarto de limpieza y cuarto de máquinas con caldera de pellets. En el exterior 5 dársenas darán servicio a otros tantos vehículos y están cubiertas con una marquesina de 500 metros cuadrados. Asimismo incluye una zona de aparcamiento para taxis y vehículos privados.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador