He visto estos días mucha controversia en el tema de la concentración motera, y creo que no se han entendido bien las quejas de la mayoría de la gente. En general los vecinos no nos quejamos porque se haga una concentración de este tipo, al contrario, todos los acontecimientos de esta envergadura son buenos para Bembibre.

Pero hay que tener en cuenta las peculiaridades que tiene este acto. Estamos hablando de motos, que son vehículos que hacen ruido y mal llevados pueden provocar accidentes graves. Entiendo que los moteros, los que normalmente acuden a este tipo de concentraciones, son gente civilizada y que sabe respetar las normas, pero junto a ellos aparecen otros que aprovechan “la confusión” para hacer el gamberro, dándoles mala fama a los auténticos moteros y ocasionando los auténticos problemas. Por eso quizás convendría establecer unas normas claras y darlas a conocer, horarios, lugares y calles afectadas por los actos que se van a realizar, prohibir aceleraciones y actividades molestas fuera de los lugares preparados para ello, y tomar medidas contra quienes no lo cumplan.

Por lo demás, las pequeñas molestias de uno o dos días que suponga este acto, debemos aguantarlas y asumirlas con normalidad, siempre que se respeten las normas. Siempre que se hace algo hay ventajas e inconvenientes, y no puede ser de otra manera.

Mi apoyo y creo que el de la mayoría de los bembibrenses a todo tipo de actos, incluido la concentración motera, que espero se repita todos los años, pero hay que mejorar en el control y cumplimiento de las normas, porque eso también beneficia a la organización y al acto en sí.

Por último mi felicitación para los organizadores.

felix 359 1

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos