• En un texto reciente narraba yo cómo se había desarrollado el Concejo Abierto, que tuvo lugar en Almagarinos a finales del pasado mes de julio. En mi relato-reflexión dejaba claro que, en esta pedanía del Ayuntamiento de Igüeña (Bierzo Alto), “el comportamiento de algunos vecinos deja mucho que desear y es censurable bajo todos los puntos de vista”. Y luego, precisaba que no fueron de recibo ni “los gritos, ni los insultos, ni las intimidaciones verbales y no verbales, proferidas por los precitados vecinos que no tienen ni repajolera idea de educación, de democracia ni de buenas maneras”; […] ni tampoco fueron de recibo los “intentos de agresión física hacia la persona del pedáneo”, el Sr. Toribio Cancillo.

• Lo acaecido en este Concejo fue la primera escaramuza pública, a la que yo he asistido, entre algunos vecinos retadores, bravucones, insultadores y malhablados, y el responsable electo y legítimo de Almagarinos, el Sr. Toribio Cancillo. Ahora bien, las aguas no volvieron al cauce del río Tremor. Más bien, las espadas siguieron en alto. Y como la cabra siempre tira al monte, el Guadiana de la confrontación entre algunos vecinos (“protestantes”, maleducados y sin causa) y el alcalde pedáneo surgió, esta vez, en el ágora digital de los medios de comunicación del Bierzo y de la ciudad de León.

• En efecto, el 28 de mayo de 2014, Bembibre Digital se hizo eco de una manifestación, organizada por tres familias (los Ordoñez, los Chachero y los Muiña) ante la Casa del Pueblo de Almagarinos, noticia recogida al día siguiente por otros medios. ¿Qué motivó tamaña manifestación de 13 ciudadanos, todos ellos pertenecientes a las tres familias citadas? Fueron tres los motivos esgrimidos por el portavoz de los “protestantes”, J. Mª Muiña: 1. el pedáneo de Almagarinos gobierna de espaldas al pueblo; 2. el pedáneo no rinde cuantas de su gestión; y 3. el pedáneo ha mercado un vehículo o todoterreno o coche (estas son las tres palabras utilizadas), con el que se “está paseando por el pueblo”, que fue “la gota que colmó el vaso”, Muiña dixit. Otros medios, al día siguiente, dieron también la noticia y presentaron el punto de vista de dos partidos: el Partido de El Bierzo (PB) y el PP. Éstos inciden en los mismos motivos y no les duelen prendas en utilizar alegremente una ristra de adjetivos “descalificativos”.

• Ante estos hechos, digo como Bertrad du Guesclin en el momento del combate cuerpo a cuerpo entre Pedro I de Castilla y Enrique II de Trasmara, en los campos de Montiel: “Ni quito ni pongo rey (PEDÁNEO), pero ayudo a mi señor (LA VERDAD)”. Además, yo no pongo la mano en el fuego por nadie, simplemente aporto datos y los confronto con las “desinformaciones” de las tres familias y de los dos partidos (PB y PP), y que cada palo aguante su vela. E invito a los vecinos de Almagarinos y a los lectores a que saquen sus propias conclusiones. Para ello, voy apoyarme en la lógica y el sentido común; pero, por otro lado, voy a traer a colación el criterio fundamentado y profesional del letrado Doni García Valle, hijo de Almagarinos, expuesto por él, hace unos días, en un comentario en los medios.

• Lo importante en la gestión de la “res publica” es respetar la legalidad. Por eso, en primer lugar, acusar al pedáneo de Almagarinos de gobernar de espaldas al pueblo no es un argumento serio y consistente. Almagarinos es una entidad local menor que no funciona en régimen de Concejo Abierto. Por lo tanto, legalmente el gobierno y la administración de Almagarinos están en manos de la Junta Vecinal (Alcalde y dos Vocales). Así, es potestad del Alcalde, y no una obligación, convocar a los vecinos a  Concejo Abierto para informarles o tomar decisiones. A mayor abundamiento, si tenemos en cuenta el comportamiento  desconsiderado y agresivo de los miembros de las tres familias precitadas, cada vez que hay Concejo Abierto, yo haría lo mismo que el alcalde pedáneo. Los mismos desmanes verbales volvieron a producirse el pasado 4 de junio, en la reunión entre el alcalde de Igüeña, Alider Presa, y los vecinos de Almagarinos. La democracia directa de los Concejos da derechos, pero impone también obligaciones.

• Por otro lado, acusar al pedáneo de Almagarinos  de no rendir cuantas de su gestión es una afirmación sin fundamento y, por lo tanto, falsa. Según la Ley, citada por el letrado Doni García Valle, “la Junta Vecinal ha de rendir cuentas al Consejo Comarcal y al Tribunal de Cuentas”. En consecuencia, la Junta Vecinal no está obligada legalmente a rendir cuentas a los vecinos, aunque él reconoce que sería conveniente que lo hiciese. Ahora bien, las cuentas del pueblo están fiscalizadas por el Consejo Comarcal y por el Tribunal de Cuentas; y siempre se han hecho públicas en los tablones de anuncios, situados en la escuela y en la Casa del Pueblo. Además, el Tribunal de Cuentas ha publicado una relación de Juntas Vecinales de Castilla-León que están fuera de la legalidad y, posiblemente, serán intervenidas. Pero, entre ellas, no figura la Junta Vecinal de Almagarinos.

• Y vayamos a “la gota que colmó el vaso” de las tres familias precitadas: la compra por el pedáneo de un vehículo o todoterreno o coche, con el que se paseaba por el pueblo, según las malas lenguas. Primero, la compra puede ser considerada inoportuna, pero no es ilegal, según las leyes en vigor. Además, no se trata de un todoterreno y aún menos de un coche para uso personal del pedáneo. Se trata de un pick-up de segunda mano, es decir de una camioneta, que se suele utilizar para el transporte de mercancías o materiales y que tiene, por lo tanto, en su parte trasera una zona de carga descubierta. Por otro lado, es una mentira como el Catoute que el pick-up estuviera ya circulando por el pueblo durante el mes de mayo. Fue entregado el lunes, 16 de junio. Y hay que añadir que el vehículo mercado estará únicamente a servicio del pueblo y no del pedáneo; y, por sus características, será apropiado para realizar las obras de mantenimiento en el pueblo.

• Con estas credenciales, las tres familias se han lucido y han dejado a la intemperie la catadura moral de la que han hecho gala. Todos los alcaldes de todas las ciudades y pueblos han hecho cosas por sus municipios, en general, endeudándolos para los restos. En Almagarinos y sin ánimo de ser exhaustivo, se han hecho también muchas cosas en los últimos años: firme nuevo en las calles principales, dos pérgolas, restauración de la fuente del Burbillón, firme de la plaza de la fuente, mesas en la plaza del Parlamento, financiación de las fiestas de 2012 (unos 9.000€), nuevo firme del camino al campo de fútbol, traídas-“llevadas” de agua (desde Perales, sustitución de la tubería al campo de fútbol y de parte de la traída de la Sierra, tubería hasta el cementerio y el Barrio el Candil), firme nuevo y escolleras en el camino de Peñas de Aceite, firme de nuevas calles del pueblo, casa de los cazadores de la Reguera, acondicionamiento de las casetas de las captaciones de agua, nichos nuevos en el cementerio, pendón, wi-fi público y gratuito,  sustitución de la tubería del agua de boca en el casco urbano,... Que sais-je encore? Y todo esto se ha hecho en Almagarinos con los recursos disponibles, sin hacer las “cuentas de la lechera” y sin endeudarse con los bancos, como suelen hacer los de la casta política. Todo esto son, como dice el lema del Ayuntamiento de Cerdanyola del Vallès, “facta, non verba” (hechos, no palabras) o, como dice un aforismo popular, obras son amores y no buenas razones.

• Llegados a este punto, propongo a todos los vecinos de Almagarinos reunirse y unirse en torno al pendón municipal, señal y punto de encuentro de los caballeros medievales en el fragor de las batallas. La división actual no es presagio de nada bueno ni para nuestro amado Almagarinos ni para sus vecinos. Por eso, invito a todos a revivir el espíritu de los del Teso el Argatón y a fumar la pipa de la paz, para que no sea verdad ese refrán que me enseñó el verano pasado mi tía Carmina, la de Simeón, y que reza así: “dura más la mala vecina que la nieve marcelina”. Todos tenemos razones, pero nunca la razón y, con las formas inadecuadas, siempre las invalidamos y las echamos a perder.

© Manuel I. Cabezas González
Doctor en Didactología de las Lenguas y de las Culturas
Profesor Titular de Lingüística y de Lingüística Aplicada
Departamento de Filología Francesa y Románica
Universidad Autónoma de Barcelona (UAB)

 

{module ANUNCIOS GOOGLE PIE}

 

felix 359 1

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos