Qué lejano y a la par tan cercano se ve cuando comenzaste tu andadura en el Ayuntamiento de Bembibre, estando ubicado en ese momento en el edificio de las piscinas, puesto que estaban construyendo el actual.

Recuerdo que tu domicilio social por aquel entonces era en el Barrio del Socuello, y se nos ocurrió en ese verano la feliz idea de ir al curro en bicicleta ¡que calores pasamos! pero también hay que decir que nos pusimos en forma.

Compartimos también una subida memorable al Catoute, con una gran nevada y aderezada con una espesa niebla, hubo otras rutas de gran interés; entre otras muchas la de Muniellos, Ruta de las fuentes de Noceda en la que sufriste algún pequeño altercado, sobre todo por hacer monadas (ti xa me entendes).

Hemos compartido laborablemente sobre veinte años, que se dice pronto, pero son muchos días, horas y minutos, día tras día, tengo que reconocer que me he echado muchas risas con tus chistes, algunos de ellos dignos  del mejor programa de cualquier monologuista que se precie. También tengo que decir que eres una persona muy perseverante, tenaz y constante, como vulgarmente se dice; si algo quieres de alguien que se dé por jo*  *, pero todo ello con gracia y sin malicia.

Por otro lado, y después de muchas corporaciones que hemos visto pasar por nuestra larga andadura, ningún componente de todas ellas, podría jamás echarte en cara tu falta de puntualidad, -pues a veces he creído que dormías en algún sofá del consistorio-, como tu bien dijiste en el ágape celebrado para tu despedida de probo funcionario, si en algo he podido ofender a alguien, (pues nadie es perfecto, añadiría yo) jamás lo hice con mala intención.

Esto ha sido un breve resumen a vuela pluma de algunas cosillas que ahora se me han venido a la mente.

Te echaré de menos y creo que tu también sentirás lo mismo, no nos veremos tan a menudo pero seguiremos en contacto, pues la vida continúa…….

Un abrazo Gumer.

 

José Luis Pregal Domínguez

felix 359 1

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos