Querido amigo, Martín:

Me alegraré que al recibo de esta te encuentres bien en ese Cielo que bien supiste ganar aquí en esta tu tierra astorgana y leonesa.  Nosotros, mal por el momento, pues nos has dejado huérfanos y tristes. Casi ni te has ido y ya te echamos de menos.

La Casa de León en Madrid está triste. En pocos meses se nos han ido dos grandes y entrañables amigos: Conrado Blanco y ahora Martín, los dos cronistas oficiales de sus respectivas ciudades, La Bañeza y Astorga; los dos  miembros de nuestro Consejo Superior por iniciativa del inolvidable Luís Alonso Luengo, también cronista de Astorga. Probadas muestras de afecto y generosidad nos mostraron ambos a las que siempre tratamos de corresponder y de ahí nos vienen esos afectos correspondidos recíprocamente que transcendieron a lo personal por la bonhomía de los personajes. Muchos miembros del citado Consejo Superior nos hemos honrado con su amistad y hoy lamentamos la irreparable pérdida.

Hace pocos meses, antes del verano, me alegró hablar contigo y que me dijeras que, aunque despacio, ibas mejorando. Cómo no, te interesaste por la marcha de nuestra Casa, que también considerabas tuya, y te alegraste de que siga adelante y
con futuro. Aquí, en esta Casa y entre tus muchos amigos siempre tendrás el homenaje del recuerdo perpetuo que te mereces y nosotros sentimos.

Adiós, querido amigo,  hasta que nos encontremos en la eternidad…


Cándido Alonso Hidalgo
Presidente del Consejo Superior de la Casa de León en Madrid

 

{module ANUNCIOS GOOGLE PIE}

 

felix 359 1

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos