Cómo ya denuncié en su día desde las filas de Izquierda Unida, con escaso eco entre los medios de comunicación locales, el pretender hacer pasar la empresa encargada de la comercialización hotelera como si de un patrocinador se tratara, no era más que un burdo engaño a la ciudadanía. Decíamos y, en vista de la información publicada hoy por la revista Intervíu, decíamos bien, que era más correcto considerar a Nautalia como una empresa concesionaria de un servicio, que el comité organizador, al parecer, era incapaz de llevar a cabo, previo pago de un canon que, imaginábamos, la empresa preveía recuperar holgadamente.

En marzo de este año, denunciábamos la retirada de manera extraña e injustificada de un punto relevante del orden del día del pleno celebrado el 14 de febrero de 2014 en el que se pretendía autorizar el programa de actuación y rendir cuentas del estado financiero de la Fundación de Deportes de Ponferrada para el año 2014, sustituyéndolo por una brevísima nota en la que se informaba de que el proyecto deportivo tenía un valor de 10.381.926 euros sin IVA y el compromiso de dudosa verificación de financiar el mundial con fondos externos, provenientes del tercer sector y subvenciones públicas. Denunciábamos, también, la opacidad con la que el actual equipo de gobierno gestionaba este proyecto así como de la Fundación de Deportes de Ponferrada, ente creado ex profeso para eludir la dación de cuentas a la que sí está sujeto el Ayuntamiento.

Anteriormente a la moción de censura que puso a Ponferrada en el ojo del huracán mediático, ya habíamos denunciado, nada menos que en octubre del 2012, la connivencia de todos los grupos políticos con representación en nuestro Ayuntamiento a la hora de avalar 4 millones de euros correspondientes al canon reclamado por la UCI con transferencias ordinarias de la Junta con un informe en contra de intervención que señalaba el grave riesgo para las arcas municipales y la falta de amparo en el régimen jurídico. Recordemos que en aquel momento se avalaba, entre otras transferencias previstas por la Junta de Castilla y León, con, nada menos, que 3.150.000 euros destinadas a un convenio correspondiente al centro de formación profesional. ¿Es necesario recordar que siguen sin poder trasladarse al nuevo centro las especialidades técnicas de formación profesional por la carencia de unos talleres que ni están ni se les espera?

Con una información publicada hoy en la revista Interviú, descubrimos que la realidad, por más que nos pese, es todavía mucho peor que lo intuíamos en aquellos momentos: no sólo se trataba de una adjudicación otorgada a dedo de un servicio sino que además se comprometía un beneficio mínimo a la empresa adjudicataria de 500.000  euros, quedando a cargo de la misma la justificación, difícilmente comprobable por el Ayuntamiento, de gastos e ingresos. Es decir que la agencia Nautalia, si son ciertas las suposiciones de los medios de que aportó 500.000 euros en concepto de donación,  teniendo en cuenta los beneficios fiscales asociados, no asumía ningún riesgo ya que sólo podía tener unos cuantiosos beneficios que bien se podrían haber destinado a unos paupérrimos servicios sociales municipales que están buscando patrocinadores, una vez más, para sacar adelante un proyecto de cenador social.

Entre las cláusulas del contrato dado a conocer hoy, llama la atención el compromiso de la Fundación para el Deporte de contratar un seguro de un mínimo de 1.000.000 de euros a favor de Nautalia en caso de que no llegase a celebrarse el mundial y una vergonzosa cláusula de confidencialidad de 5 años.

De no haberse producido esta filtración (probablemente interesada, no nos engañemos, o fruto de que no llegara el pastel para todos en la proporcionalidad adecuada) y de no haberlo recogido un medio de fuera de la provincia, probablemente hubiésemos seguido en la inopia como poco hasta septiembre de 2015 o quizás para siempre...

 
Estos son los hechos a fecha de hoy.
 
Podría hablarles sobre el timo a la ciudadanía que representa la entrega de la gestión de lo público a manos privadas, sobre como la garantía de los beneficios de explotación se privatizan beneficios y socializan las pérdidas, aquí, en las cajas o en el caso del almacén de gas Castor... Pero, al final, todo se resumiría en la condición humana -miserable- de quienes nos gobiernan...

A falta de aclarar otra cuestiones como la solicitud de un préstamo al Banco Santander durante la mismísima semana del mundial para pagar la mitad de las vallas a una empresa alemana, el sistema digital de adjudicación de la totalidad de los servicios asociados a la celebración del mundial de ciclismo: servicio de restauración en la zona VIP, instalación de  carpas, empresa responsable de la búsqueda de patrocinadores, contratación de espectáculos y folklorismos varios...

Para el día que presenten las cuentas, si se llegan a presentar y por dejar algo: podemos esperar a saber si se incluyen como gastos del mundial el montaje y desmontaje de rotondas, los viajes con gastos pagados de la corporación municipal a Melbourne, Copenhague, Valkenburg, Florencia..., el coste de la elaboración del proyecto presentado en Australia, horas extraordinarias del personal del Ayuntamiento, etc.

Lo que debería de corresponder ya a cualquier habitante de esta ciudad que se considere ciudadano es exigirle a esta panda de mentirosos y estafadores no ya que presenten las cuentas del mundial (es tarde) si no que se vayan para su casa y respondan judicialmente de lo conocido y de lo que nos falta por conocer.

 

Fito Vázquez

 

{module ANUNCIOS GOOGLE PIE}

 

felix 359 1

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos