Los cambios pueden afectar a la calidad del servicioLa Guardería Municipal de Bembibre era hasta la fecha un referente en calidad y un orgullo para los vecinos de Bembibre, puesto que cuenta con unas magníficas educadoras, unas instalaciones adecuadas (deberían mejorarse) y contaba con un servicio de comedor magnífico: menú equilibrados, una cocinera fija desde hace muchos año, la garantía de una comida casera realizada en la habitación de al lado.

Seguramente nuestros hijos comían mejor en la guardería que en casa, más equilibrado, con más controles de calidad y además con la garantía de tener a la cocinera y las educadoras para adaptarse a una enfermedad o cualquier circunstancia.

Todas esas señas de identidad nos hacían estar orgullosos de la guardería, y además, tanto el Ayuntamiento (en su Web) como la dirección del centro al inicio del curso nos las señalaban.

  • En febrero la empresa que gestiona la Guardería Municipal de Bembibre, CLECE.SA, despidió de forma improcedente a la cocinera, diciéndole que en breve comenzaría un servicio de catering. La dirección del centro nos lo confirmó a algunos padres. Todo esto en mitad de curso y sin avisar.
  • Desde la Concejalía de Educación y Cultura, después de varias reuniones, se nos dijo que de momento Clece solo lo estaba estudiando, que tendrían que hablarlo con los padres y que el Ayuntamiento debería aprobar dicho cambio.
  • El martes 27 de abril se nos informa a los padres que a partir del 3 de mayo la comida no se elaborará en el cole, vendrá de Ponferrada cumpliendo toda la legislación (FALTARÍA MÁS) y que tendrá la misma calidad (creo que no es necesario indicar que la calidad siempre será inferior, o (¿es lo mismo comer merluza a la plancha recién hecha o de hace 2 o 3 horas?).

Cuando comienza el curso las familias con niños tenemos que organizar nuestros horarios de acuerdo con los suyos, para poder llevarlos, traerlos, dejarlos a comer.
Querer cambiar el funcionamiento a mitad de curso es una falta de seriedad, de ética y de respeto, propia de empresas vulgares que solo saben mirarse el bolsillo para ganar más dinero. Se aprovecha para despedir a personal, para que las educadoras que quedan trabajen en tareas que antes no realizaban (la atención a los niños tendrá que disminuir), para crear problemas a las familias que seguimos pagando sin rechistar, para perder calidad y para que el comedor de la guardería se convierta en la vulgaridad de otras muchas.

Como vecino de Bembibre pido que desde el Ayuntamiento (gobierno y oposición) NO se permita dicho cambio, no nos beneficia a nadie, y nos perjudica a todos: menos puestos de trabajo, peor calidad en la guardería.
¿Lo va a permitir el Ayuntamiento? ¿Seguiremos perdiendo calidad en los servicios municipales en beneficio de empresas privadas?
Los padres no lo vamos a permitir, espero que los vecinos tampoco ni este curso ni nunca.


Manuel Delgado de la Mata
(San Román de Bembibre)


 

felix 359 1

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos