Desde hace unos 6 años el pueblo de Bembibre ve como disminuye su población a causa del cierre de la minería, ello ha traído consigo la pérdida de valor tanto de los edificios como de los solares. Sin embargo la Gerencia del Catastro ha venido incrementando el valor del suelo hasta un 40 por ciento llegando en muchos casos a superar el valor real de mercado, lo que ha traído consigo un aumento de la contribución en la misma cuantía.

Esta sobrevaloración del suelo repercute también en el impuesto de plusvalía que se liquida cuando hay una transmisión patrimonial, resultando que lo que se paga es mucho más de lo que se debería de pagar, al ser el incremento superior al real en la mayoría de los casos.

Si a todo esto se suma que los lumbreras de la Confederación Hidrográfica cambiaron el proyecto del embalse del Boeza por la traída de aguas desde el embalse de Bárcena, “nos construyeron la charca del puente para llevársela gratis y nosotros ahora tenemos que traerla a precio de cerveza”. Creo que el eslogan de “ven a vivir a Bembibre” habrá que cambiarlo por el de “ven a pagar a Bembibre“.

Todo ello me hace pensar que la administración se está riendo de nosotros. Y yo me pregunto, ¿es que desde el Ayuntamiento no se puede hacer nada para corregir estas injusticias, o acaso interesa que siga así y recaudar más a costa de esquilmar al ciudadano?

Eloy Gundín García

felix 359 1

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos