Gil y Carrasco desempeñó su carrera como periodista primero en El Correo Nacional y en el Semanario Pintoresco, así como en El Pensamiento, aventura literaria promovida por Espronceda, donde Enrique tuvo un papel relevante como colaborador y editorialista.

En mayo de 1842 muere Espronceda y Gil aparta el periodismo y se centra en la redacción de El Señor de Bembibre. En 1843, huérfano de Espronceda y algo enfermo, Gil andaba desorientado y en su vida se cruza de nuevo la política en el camino de la literatura: caída de Espartero y regencia de Isabel II.

Al frente de El Sol, «diario político, religioso, literario é industrial», estaba en 1843 Antonio de los Ríos Rosas, antiguo compañero de Gil en la redacción de El Correo Nacional, liberal conservador, muy crítico con el gobierno de Espartero, que entra pronto a formar parte del Consejo Real de Isabel II.

Entre febrero y abril, El Sol publica con desaliño la obra más berciana de Gil, los ocho capítulos del Bosquejo de un viaje a una provincia del interior, cuya lectura confirma la mala impresión expresada por Picoche: un diario ilegible y de pobre apariencia, tenía 52 cms. de alto, formato sábana a la manera de los periódicos ingleses, ninguna ilustración, ninguna gracia o asomo de diseño. El folletín del Bosquejo concluye sin pena ni gloria el 27 de abril y dos días después, el 29 de abril de 1843, El Sol publica su último número y cierra. El periodista Gil queda de nuevo a la intemperie y sus bosquejos amarillearon durante décadas en las hemerotecas.

Ahora la BIBLIOTECA GIL Y CARRASCO pone los bosquejos originales de El Sol (se conservan siete de los ocho en la Biblioteca Nacional) a disposición de lectores e investigadores, iniciando la sección “Documentos” que en los próximos meses pondrá en la red todos los artículos y obras de Gil digitalizadas, de modo gratuito y en abierto.

 

Enlaces wiki románticos:
Imagen: Páginas de El Sol
Descargar los artículos de El Sol en pdf  
Libro Viaje a una provincia del interior en ebook

 

{module ANUNCIOS GOOGLE PIE}

 

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos