Como ya sabéis, dentro de los actos del XLIII Festival Nacional de Exaltación del Botillo, celebrado este fin de semana en Bembibre, el Mantenedor ha sido don Enrique Gil y Carrasco, encarnado por el actor ponferradino Álvaro Caboalles.

El reto no era fácil y lo asumimos todos con seriedad y respeto, desde el Alcalde de Bembibre y la concejala de Cultura hasta el actor escogido, para conseguir que de verdad fuera un homenaje al autor berciano en su II Centenario. Para conseguirlo contamos con la ayuda de los medios de comunicación, que han sido muy generosos en su tratamiento del evento, y han sabido mantener la expectación y el misterio.

Por “exigencia del guión”, el actor encarnó a Gil anónimamente, metiéndose de verdad en la piel del escritor romántico. Sin embargo, es de justicia destacar ahora el extraordinario trabajo realizado por el joven actor Álvaro Caboalles, nacido en Ponferrada, alumno de la Escuela Superior de Arte Dramático de Valladolid, a quien pronto podremos ver en la obra "El caso Fuenteovejuna" (estreno: 7 de marzo, sala experimental del Teatro Zorrilla, y pronto también en Ponferrada).

No conocemos ningún retrato en vida del escritor, de modo que nadie puede asegurar "cómo fue Enrique Gil", y tampoco tiene sentido hacer comparaciones anacrónicas, pero la caracterización de Álvaro Caboalles se acerca más a la realidad histórica que los dos o tres retratos de todos conocidos (donde se le representa como alguien adulto y maduro, cuando murió con 30 años, y por tanto, joven). Esta "nueva" imagen de Enrique Gil (joven, casi lampiño, pero muy enfermo, fatigado y ojeroso) renueva también nuestra percepción visual del poeta, lo humaniza y lo hace más cercano.



Mi enhorabuena a Álvaro Caboalles, a quien auguro una brillante carrera artística.

Valentín Carrera

Fotos: Retrato de Gil.
Enlaces wiki románticos:
visitar Biblioteca Gil y Carrasco
A la venta en las principales librerías. Distribuye: Latorre Literaria

 

{module ANUNCIOS GOOGLE PIE}

 

 

Comentarios  

0 #1 buen actor 11-02-2015 01:57
A ver si dentro de algunos años vuelve al botillo con un Goya entre las manos. Mucha suerte porque la verdad es que fueron muchas horas interpretando un papel y aguantó muy bien el tipo.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos