Entre los numerosos eventos que se van sumando a la celebración del Año Romántico 2015, que sin duda ha calado en el tejido social berciano y por extensión leonés, quiero destacar esta semana la exposición inaugurada recientemente en el Museo del Bierzo, “Una tarde de mayo”, del pintor Luis Gómez Domingo.

Gómez Domingo es artista de referencia imprescindible en El Bierzo, aunque nunca ha perdido sus raíces en Teruel: ha creado escuela y ha conseguido alcanzar la excelencia pictórica de tal modo que su obra, su personal estilo, es inconfundible, y el espectador de sus cuadros reconoce la mano que mima la pluma, el óleo, el carbón, el lienzo.

Ahora Luis Gómez Domingo se ha atrevido con El Señor de Bembibre: un cuadro por cada uno de los 39 capítulos de la novela (la muestra incluye 26 por razones de espacio), encabezados por las primeras palabras del libro, “Una tarde de mayo…”; hilvanados con citas de Gil y Carrasco que resultan familiares al espectador y que el artista convierte en explosiones de forma y color.

La exposición –organizada por el Ayuntamiento de Ponferrada y la Fundación Pedro Álvarez Osorio, Conde de Lemos, persona histórica que no tuvo nada que ver con el personaje que Gil inventa para su novela– estará en el patio y cripta de la antigua cárcel ponferradina, en la calle del Reloj, hasta finales de agosto, pero los amantes del arte y los seguidores de Gil y Carrasco harán bien en acudir a verla cuanto antes, y tener luego la ocasión de revisitarla, hoy este cuadro, mañana aquel, sin prisas, deleitando la mirada.

“Una tarde de mayo…” es Luis Gómez Domingo en estado puro, en plenitud de inspiración, en lo mejor de su madurez: quienes lo conocimos dando sus primeros pasos –más de una vez lo acompañé a pintar el paisaje de Santalla o de Villabuena–, o en su mágico mirador de Lombillo, intuimos ese estado de gracia artística de quien, como dice el rap de moda, “ni demasiado joven ni demasiado viejo, en el momento perfecto”.

Enrique Gil estaría sin duda feliz con esta iluminación de su novela, ante la que declaro con gusto mi admiración y mi más sincera enhorabuena, Luis, amigo.

Valentín Carrera


Enlaces wiki románticos:
El Señor de Bembibre en ebook
Visitar Biblioteca Gil y Carrasco
A la venta en las principales librerías. Distribuye: Latorre Literaria

 

 

{module ANUNCIOS GOOGLE PIE}

 

 

Comentarios  

0 #1 Alfa 29-04-2015 15:22
Curiosamente, don Pedro Alvarez Osorio, conde de Lemos, fué Sr. de Bembibre de 1451 á 1455.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos