En la diferentes poblaciones de las cuatro regiones históricas y constitucionales de la CORONA LEONESA tenemos esos establecimientos llamados "CAFÉS", que han sido,¡ y son!, unos lugares privilegiados, con amplia solera algunos, de amplia interacción social.

En estos establecimientos se han establecido lazos humanos, relaciones sociales, acuerdos económicos, dinámicas culturales y , ¡seguro que sí!, proyectos políticos.

Hechos, todos ellos, que indudablemente vivifican a la CORONA LEONESA y que, seguramente, pueden decir, en un hablarnos globalmente, sobre la importancia del Pueblo Extremeño, Pueblo Leonés, Pueblo Gallego y Pueblo Asturiano y de cómo/cuando/cuanto han contribuido, con la labor de sus ciudadanos, al hacer común de la España Nación.

¿Que sabemos de los cafés de Extremadura? ¿Que sabemos de los cafés del Reino Leonés? ¿Que sabemos de los cafés de Galicia? ¿Que sabemos de los cafés de Asturias?

Seguramente cada uno, y por extensión todos, tenemos "nuestro propio café" y es el que, de forma invariable, tomamos como patrón referencial para compararlo con otros, puede que no sea el mejor establecimiento,  el de mayor servicio, o el de mejor calidad  del producto, pero conlleva una situación integral, un ambiente y un estar, que lo hace, a nuestro criterio único. ¿Cual es nuestro café?

En esta hora del momento actual, cuando la crisis es la que es, cuando casi ninguna familia se está librando de ella, cuando los que han dilapidado lo común aún no escarmientan, cuando chirrían los esquemas´1978, cuando jóvenes y no jóvenes se nos van, cuando los ridículos y patéticos faraonísmos estallan por doquier, cuando los avaros aún esperan la especulación interminable, cuando el conocimiento sigue arrinconado, cuando la común historia se pisotea,..., casi lo mejor, si aún tenemos disponibilidad económica y frescura mental, es irse al café.

¿Vd. donde lo toma?.

Francisco Iglesias Carreño

felix 359 1

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos