La funesta manía, y ya antigua intencionalidad, que nos rodea/cerca/constriñe por doquier, de hacer de algunos grupos políticos ( y mentados lideres) [ cuyas situaciones ideológicas respetamos al máximo, en atención tanto a sus acciones individualizadas como a las grupales, y, por supuesto, a sus resultados electorales y los subsiguientes hechos ejecutivos y/o administrativos] , unos pretendidos/presuntos/supuestos focos de conocimiento/sabiduría/entendimiento, nos está llevando, en muchas ocasiones, a situaciones esperpénticas/astracanantes/kafkianas, derivadas de la implantación de una casta que, en un suponer, encubre/tapa/oculta unos GGdeII {GRUPOS DE INTERESES} que, de forma obvia, tratan de aumentar sus plusvalías y rentabilidades añadidas.

Cuando ya, en el tiempo pasado ( próximo y remoto), hemos dicho, de forma directa/explicita/rotunda, un categórico: ¡NO A VILLALAR!, nos ha dado la impresión ( ¿acaso solo la impresión ?) de no haber sido entendidos/comprendidos/vehiculados en nuestras argumentaciones que, posiblemente, es un suponer, se han ubicado (¿de forma intencionada?) como parte de la controversia escueta, meramente política, y es por ello que, nuevamente, matizamos ahora con el ¡VILLALAR(más) NO!, en la argumentación pasada, sobre nuestra inicial postura, que redunda en mayor información sobre el tema. Es un suponer que una vez pasadas las elecciones y cuando todo (¿?) parece encarrilado (con la salvedad grata de la ciudadana Pastor Julián -.- de las leonesas Tierra del Pan en Zamora-.- como Presidenta del Congreso) para volver a lo mismo, podamos opinar sobre hechos del Siglo XVI.

En el año 1521 {Siglo XVI, y por tanto ambiente integral (social, cultural, político, religioso, militar y económico), de tal momento de la Edad Moderna} se producen, con tal umbral de cultivo, en el territorio hispánico (donde territorialmente se diferencian: Corona Portuguesa, Corona Aragonesa, Corona Leonesa y la Corona Castellana), al mismo tiempo: . (1º) EL LEVANTAMIENTO DE LAS COMUNIDADES {iniciado en 1520} . (2º) LA INVASIÓN, POR NAVARRA, DE LOS EJERCITOS FRANCESES {como episodio de la Guerra de cuatro años 1521-1526}

Esta doble situación viene siendo ocultada (¿Qué libros de texto de secundaria hablan de la Guerra de los cuatro años?), en atención a ignotas responsabilidades culturales/educativas/eruditas (tanto de la Administración Educativa que concierne al Gobierno del Reino de España, como de otros niveles territoriales), que desconocemos en su pretensión final, pero que inciden, ¡obvio está!, en la completitud referencial global asignada, ya de antemano, a tal momento histórico.

Por tal doble concreción bélica, los ejércitos de Carlos I tienen que estar atendiendo dos frentes de batalla dentro de su propio territorio (además de otras situaciones fuera: en el Milanesado, etc), y la gravedad que tal confluencia supone. Cuando se habla de “Las Comunidades” se hace, por lo general, descontextualizando este hecho de guerra de otros que le son equitemporales, como si solo y únicamente ocurriera aquello. Apelamos a la inteligencia de cada lector, para que él, por si mismo, investigue las posibles razones políticas de no decir que se estaba produciendo, al mismo tiempo, la invasión del territorio peninsular por las tropas francesas. ¿A qué viene el ocultarlo?

Además de lo ya señalado, tenemos que “Las Comunidades”, ¡está probado!, tienen una relación, con intercambio epistolar incluido, con las potencias europeas y, en concreto, con el Reino de Francia, cuyo Rey Francisco I es acérrimo adversario de Carlos I.¿Cómo se debe encasillar a quienes están al palique/loro/chalaneo con nuestros enemigos ?.¿ A que seguir con tal ocultación a nivel del año 2016, en pleno Siglo XXI, de unos hechos que están probados?.
Por ellos tenemos que: . [A] Mientras la ciudad de PAMPLONA está siendo tomada por los franceses, los Comuneros están socavando la autoridad de Carlos I en sus dominios; [B] Mientras toda NAVARRA ha sido tomada por las tropas francesas, los Comuneros prosiguen en su ataque a Carlos I. [C] Mientras la ciudad de LOGROÑO está siendo sitiada por los ejércitos franceses existe una colaboración (con intercambio de mensajes por medio de correos y espías), entre el rey Francés Francisco I y los dirigentes Comuneros. . [D] Mientras acontece la BATALLA DE NOAIN (1521), entre Carlos I (españoles) y Francisco I (franceses), los Comuneros siguen produciendo hechos bélicos en contra del gobierno de su soberano.

Tal comportamiento lesivo de los Comuneros, ¡que esta documentado!, es del conocimiento directo de Carlos I (ya que varios emisarios entre franceses y comuneros son interceptados), y el mismo es sinónimo, en aquellos momentos del Siglo XVI, y en tiempos anteriores y posteriores, de alta traición.

Si a ello añadimos, después de lo preambular manifestado, que sus ejércitos eran mercenarios (por lo tanto no de base popular), que sus dirigentes fueron miembros de la nobleza (que no encontraron acomodo/influencia/negocio después de la marcha de España de Fernando de Habsburgo) y que, como otros muchos de la época, poseían esclavos ( Maria de Padilla tuvo que vender los suyos para proseguir con la financiación de la sublevación de Toledo ), el intentar de hacer pasar tal proceso por una situación interna ( en exclusividad ) de la España de la época ya no cuela. Menos aún, en nuestro criterio, el asemejarla a revoluciones contemporáneas, por mucho que sea el interés en arropar un invento territorial híbrido, muy posterior a la promulgación de la CONSTITUCIÓN´1978, que tuvo lugar después del 23-F(1981) y que, sabido es, fue elaborado ( el 31-7-1981 ) después del “reconocimiento constitucional a todas las regiones de la España Nación” , ¡a toda ellas sin excepción alguna!, efectuado por La Voluntad Soberana de la Nación Española en el referéndum constituyente de 6-12-1978 [ No se puede seguir manteniendo que la voluntad ciudadana de las Regiones Históricas de Castilla La Vieja y del Reino Leonés, no se determinaron en 1978 y que su voluntad democrática, ¡su libre voluntad democrática de 1978!, se mantuvo hibernada hasta 1981 y a expensas de la voluntad partidista de acuerdos coyunturales ] .

El ¡ NO A VILLALAR !, es, visto está, un no razonado, en un ¡VILLALAR NO!, es un no documentado.¡ y datado!, es un no cultural, es un no educativo, en un ¡VILLALAR(más) NO!, es un no social y, por supuesto, es un no político. y es una alerta, desde un no económico, como una general llamada de atención, para no caer en trágalas centralistas, ciertas o presuntas, de la urbe de Valladolid ( como parada y fonda de todo ) y/o Madrid, en la suposición de la acción de pretendidos e ignotos lobbys {ahora llamados GGdeII-..Grupos de Intereses-.-}, u otras presuntas consideraciones del intrincado mundo de la economía y las posiciones de IBEX.

Francisco Iglesias Carreño
Instituto de Estudios Zamoranos FLORIAN D´OCAMPO
felix 359 1

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos