La fragua de Furil, cuyo título hace referencia a la energía espiritual, la fecundidad y a una antigua ferrería de Noceda del Bierzo, es un volumen que recoge una selección de artículos publicados durante estos últimos años por Manuel Cuenya.

Dividido en dos partes, esto es, Del lado de acá, donde se abordan temas de la provincia leonesa como la minería, el vino o el botillo; y Del lado de allá, dedicado a otros lugares en el mundo como México, Cuba o Argentina en América, Marruecos y Egipto en África, la Capadocia o la India en Asia, y Dublín, Portugal, Cracovia, Asturias, Galicia, Granada o Salamanca, entre otras y otros, en Europa.

Manuel Cuenya, publica ahora este nuevo libro, en el que retrata con sensibilidad, humor crítico y una prosa hábil y certera diferentes culturas y paisajes, sueños y fronteras, la memoria y la muerte; la belleza, en definitiva, que engendra afectos, porque el autor es un viajero capaz de participar de una boda marroquí con el mismo temple y respeto que en un ceremonial tarahumara, o tomar mezcal con idéntico deleite con que se degusta un caldo de mencía.

 

Hace ya bastantes años cuando yo era estudiante de secundaria se nos enseñaba (aún tengo el libro);que uno de los modos de orientarse era utilizando un reloj analógico; es decir de estos de toda la vida que con la aguja corta señalan las horas y...
banner cabecera
 

Existe una creencia muy generalizada de aquellos padres a quien corresponde pagar una pensión alimenticia a sus hijos en caso de separación o divorcio, que esa pensión quedará anulada cuando este cumpla los 18 años, es decir, cuando cumpla la...