Portada del libro de Tomás Néstor, que recibió el Premio Internacional Gerardo Diego de Investigación Literaria Si Diego Jesús Jiménez (Madrid, 1942-2009) es uno de los poetas españoles más relevantes de la segunda mitad del siglo XX, que lo es, no en vano fue Premio Nacional de Literatura (en la modalidad de Poesía) en dos ocasiones (1968 y 1997), además de haber recibido también el Adonáis (1964), el Gil de Biedma (1996) y el de la Crítica (1997). Y si también es cierto que existe ya una amplia bibliografía en torno a su obra, sale ahora a la luz el que a buen seguro es el trabajo más completo realizado sobre él hasta la fecha, y que, sin duda, se convertirá en un referente de obligada consulta para el futuro.

Se trata del estudio titulado El sometimiento de la palabra (poética). La poesía de Diego Jesús Jiménez entre “Fiesta en la oscuridad” e “Itinerario para náufragos”, del que es autor Tomás-Néstor Martínez Álvarez, profesor de Lengua Castellana y Literatura en el IES Álvaro Yáñez de Bembibre.

Este amplio ensayo de 371 páginas, resumen de su tesis doctoral defendida en la Universidad de León, en julio de 2010, y distinguida con un sobresaliente cum laude, se convierte en la primera gran obra que aborda conjuntamente la trayectoria poética de Diego Jesús Jiménez, una de las voces más “hondas y cultas” de la poesía española del período citado. Un análisis vital y poético de un poeta que no merecía caer en el olvido, según el fallo unánime de un jurado integrado por seis catedráticos de Literatura de distintas universidades españolas, que el pasado año le concedió el “XI Premio Internacional ‘Gerardo Diego’ de Investigación Literaria 2011”.

El libro está dividido en seis capítulos, cada uno de ellos subdividido en varios apartados en los que Tomás-Néstor, partiendo del eco que dejaron en él los versos recitados por Diego Jesús en la XXXI Fiesta de la Poesía de Villafranca del Bierzo de 1996 (“aquellos poemas... me obligaron a ser huésped de la casa de esa Poesía otra”), va indagando en la premiadísima, aunque no extensa obra del poeta de Priego de Cuenca. Desde Grito con carne y lluvia (1961), primer poemario ya destacable por el desbordamiento visionario; hasta Fugacidad inmóvil (2006), cuyo título sugiere situaciones y momentos contradictorios. Y en medio: Fiesta de la oscuridad (1976), que recoge todas las vibraciones del alma humana; Bajorrelieve (1990), con versos de búsqueda ante las preguntas y dudas del hombre; Itinerario para náufragos (1996), una senda que todos recorremos cuando la tempestad trae zozobra; o una Interminable imagen (1996), con el que ganara el premio del ya aludido certamen de Villafranca del Bierzo.

No es la poesía de Diego Jesús -escribe Tomás-Néstor- una poesía para lectores cómodos ni faltos de ánimo, puesto que exige complicidad emocional e imaginativa, es decir, “una lectura poliédrica y multidireccional, nunca una lectura única”. Y además, por la trascendencia e importancia cimental que tiene en su escritura el sedimento ético, pues “el poeta o su yo poético alzan la voz ante cuanto comprenden que no deben callar”. Por eso es aún más de agradecer este ensayo que, al tiempo que disecciona las filigranas y juegos del lenguaje, bruñe y pone en valor una obra de gran riqueza y profundidad ética y estética, nunca condicionada ni obediente a escuela alguna.

Si el anuncio de la concesión del premio, el pasado año, supuso una grata noticia, la publicación del presente libro es su plasmación gozosa, tanto y más al llegar de la acreditada editorial Pre-Textos que lo ha coeditado con la Fundación “Gerardo Diego” de Santander. Desde ahora este ensayo es ya un referente ineludible para esclarecer e interpretar la poesía del laureado escritor de Priego (nacido circunstancialmente en Madrid, pero su mundo estaba en Priego de Cuenca). Una guía obligada para recorrer su itinerario por caminos en los que el desasosiego, el inconformismo y la indagación crítica servirán de compañía.

Además de este estudio, Tomás-Néstor es autor de: De Turris Mauri a Tremor pasando por Valladolid (1983), ilustrado por el bembibrense Manuel Domínguez; Estación de ida y vuelta (2003), en colaboración con Esther Martín; Degusta un cuento (2006), también en colaboración; así como de artículos literarios y reseñas en diferentes medios escritos. Dirige en Veguellina del Órbigo, su pueblo natal y de residencia, la colección “Cuadernos de Poesía a orillas del Órbigo”; y ha sido el creador y coordinador del ciclo literario “Tardes de Autor”, que se viene desarrollando en Bembibre desde el año 2006 (Diego Jesús fue, precisamente, el poeta invitado el 21 de abril de ese año), y ahora también en el municipio de Castropodame. Dirige, igualmente, el programa de animación a la lectura en la radio bembibrense “Estírate... y coge un cuento”.

Concluyo con unas palabras suyas, tomadas del último párrafo de este su libro, y que entiendo resumen claramente la comunión de inteligencia y mirada poética entre el de Priego y Tomás-Néstor: “... los libros ‘nos leen’; y creo haber sido leído por los de Diego Jesús Jiménez. Sus palabras, sin duda, me han mirado”.

Jovino Andina Yanes

Comentarios  

0 #1 uno 30-03-2012 14:59
Muy buena reseña. Felicitar a Tomás por el premio y por el libro.
0 #2 Manuel Cuenya 01-06-2012 21:14
Enhorabuena, Tomás, por este libro sobre el gran Diaego Jesús Jiménez. Priego nos espera. Y gracias a Jovino por su reseña. Felicidades a ambos.
0 #3 Manuel Cuenya 01-06-2012 21:15
Diego Jesús. Eso quería escribir.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos