Portada del libroAna Franco presentó el 20 de octubre su último libro, Arte leonés (siglos IV-XVI) en La Casa de las Culturas de Bembibre. Esta leonesa, que trabaja como directora de la sección medieval del Museo Arqueológico Nacional ha realizado con su obra un repaso por todas las piezas artísticas que a lo largo de doce siglos salieron de la provincia leonesa para no regresar nunca a su origen.

En la obra se examinan 160 piezas que fueron vendidas, robadas o cambiadas, y de las que el 50%  ciento se encuentran en el Museo Arqueológico Nacional.

Destacan obras como el crucifijo de Fernando y doña Sancha, un regalo de ambos que formaba parte del ajuar con el que obsequiaron a la colegiata de San Isidoro, las arquetas-relicario medievales, procedentes del monasterio de San Esteban de Nogales y que pueden encontrarse en el Museo Nacional de Arte de Cataluña, o el Cristo crucificado, del primer cuarto del siglo XIII, procedente de la iglesia de San Bartolomé de Astorga, y que también hay que viajar a Barcelona, al Museo Frederic Marés, para poder verlo, o la placa de marfil con la Traditio Legis, originaria de San Isidoro y localizada hoy en día en el Museo del Louvre.
 

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos