El tiempo que no he de vivir es una muy peculiar e inesperada novela de ciencia-ficción que, seguro, refrescará el momento actual de este tipo de literatura en España. Está ambientada en distintas épocas históricas.

El protagonista, Santiago, un joven y culto recién licenciado en Derecho de Oviedo, es seleccionado por un grupo secreto de investigación para viajar al pasado en una cápsula del tiempo con el fin de cambiar el curso de la Historia. Partiendo del momento actual -2010- vivirá en 1936 el ambiente pre-bélico de la Guerra Civil española, la convulsa situación en 1801 durante el reinado de Carlos IV con su favorito y primer ministro Manuel Godoy, el final del penúltimo de los Austrias, Felipe IV, en 1665, y, por último, en el año 25, en Jerusalén, en tiempos de Jesucristo, será testigo de... hechos maravillosos.

En sus páginas narra, con suma maestría, unas trepidantes historias repletas de acción, donde expondrá unas serias reflexiones sobre cada acontecimiento histórico, todo ello aderezado con pequeñas dosis de amor y un toque de ácida crítica hacia la sociedad. Una novela de un joven de 21 años que no dejará de sorprendernos a lo largo de sus páginas y que entretiene, enseña y provoca la reflexión.

Caperucita Roja Lateral
 
banner cabecera
 

A pesar de que el título del presente artículo se denomine “La Comunidad” no significa que se vaya a hacer una crítica de la película del mismo nombre estrenada en el año 2000 y dirigida por Alex de la Iglesia, aunque en cierto modo, podría...