Fermín López Costero presentó su nuevo poemario titlado La fatalidad, que publica Editorial Nazarí. El libro es uno de los primeros títulos que integran la colección de poesía de esta joven editorial granadina que dirige el filólogo y traductor italiano Paolo Remorini, y en su cubierta luce un dibujo del ilustrador argentino Santiago Caruso.

Autor de artículos sobre historia y arte berciano, y de libros de cuentos y de microrrelatos (género, éste, en el que ha obtenido reconocimiento nacional e internacional), Fermín López Costero también ejerce como poeta; de hecho, La fatalidad es su segundo libro de poemas. El poemario anterior, Memorial de las piedras, que está dedicado a las ruinas del monasterio berciano de Carracedo, obtuvo en 2008 el Premio Internacional de Poesía «Joaquín Benito de Lucas».

En los poemas que integran esta nueva obra, que está dividida en tres partes, se tratan temas como la indigencia, la memoria, la vejez y la proximidad de la muerte, el fracaso de las relaciones personales y, en general, el transcurrir del tiempo en medio de las fatalidades que complican la existencia del ser humano. Se trata de un poemario que anima a la reflexión y que, a pesar de su dureza, deja resquicios para que a través de sus páginas se cuelen la esperanza y el optimismo, para que la rebelión se imponga sobre el conformismo.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos