Casimiro Martiferre presentó en Bembibre su “Territorio” particular, por el que se ha movido con soltura a lo largo de los años, siempre con la cámara de fotos a cuestas, buscando la esencia de todo lo que le rodea. Primero el paisaje, luego las personas. Porque Martinferre tiene claro que son las personas quienes dan vida y alma a ese “Territorio”: doña Asunción, la costurera casi ciega; la hospitalidad de don Brindis; don Tomás y sus cien años; doña Florinda…

En este nuevo libro, publicado por la editorial leonesa Lobo Sapiens, Martinferre incluye una recopilación de fotografías de distintas épocas que dan origen a pequeñas historias, o que son el reflejo de esas pequeñas historias que las acompañan. Textos escritos con un lenguaje sencillo, directo y no exento de ese fino humor que caracteriza al autor. Un libro con alma.

"Qué me queda, si renuncio. No cejaré en el engaño, probaré una y otra máscara, pujaré rocas mayores. Buscaré una roca más grande, le arrimaré el hombro con más ahínco hasta una cima imposible".

 

Hace ya algunos años y hablando con un profesor de cierta universidad (mejor decir el pecado sin citar al pecador); me sorprendió una afirmación de este. Me sorprendió porque dijo que en su universidad se hacía mucho hincapié en que era preciso...
banner cabecera
 

La custodia compartida es una figura relativamente “reciente” que ha sido introducida en el derecho español. Para poder hablar de este sistema en la actualidad y de su aplicación práctica, es necesario hacer una breve reseña de su evolución...