Dos poemas de El jardín invisible. (Ed. Rialp, Colección Adonais. 2007)

 

 

 

 

 

CELDA DE AGUA

 

 

¿Quién alcanzará el fondo de las aguas, su esencia destilada

de mar o de infinito?

En el sueño de hundirse,

en la quimera de su abrazo de sal,

en la predestinación de la arena,

la sed de lo profundo azuzando los labios,

¿quién arrancó la red? ¿Quién confundió los márgenes

hasta cruzar la redundancia de la muerte?

La vida es el vacío, la prisión, es lo oscuro;

el alma, sus barrotes.

 

 

 

 

 

TIEMPO DE ADIÓS

 

 

Y ves cómo la vida

con un guiño truhán que acaso es una mueca

no te hace cumplir años, sino cumplir ausencias.

 

 

 

 

                                     Pilar Blanco

 

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos