Alumnos de 2º y 3º de ESO del IES Álvaro Yáñez pudieron conocer de primera mano todos los detalles de la sacrificada prueba Tital Desert en la que participó un joven usuario de Asprona Bierzo, José Domíguez, que padece hipoacusia y discapacidad intelectual. Una aventura que combina deporte, esfuerzo, superación y discapacidad que han acercado a las aulas haciendo partícipes a los escolares del centro bembibrense. 

César Martínez explicó a los asistentes cómo la idea de participar en la competición de bicicleta más dura del mundo surgió del modo de entender el deporte en personas con discapacidad como una herramienta muy útil para lograr y demostrar la plena inclusión.

Para poder participar en la Titan Desert y cruzar 900 kilómetros del desierto del Sáhara en seis etapas, Asprona Bierzo consiguió el patrocinio de empresarios y empresas del Bierzo. Una vez conseguido este importante requisito, el responsable deportivo de Asprona comenzó con su preparación física y con la de José. Entendiendo que el problema de comunicación de José podría ser uno de los grandes hándicaps, comenzaron a entrenar y a ponerse a punto.

Sobre un apoyo visual con imágenes que demostraban lo dura que es la carrera, César realizó un recorrido no sólo del trazado sino también del viaje interior que ambos experimentaron. A lo largo de las diferentes etapas, fue descubriendo la generosidad de José, la lucha, el esfuerzo, el sacrificio,... y también que la comunicación entre ambos era posible sin palabras. Lo importante fue el camino y no el resultado. José no consiguió acabar pero su monitor pudo terminar el recorrido.

Los alumnos aprovecharon esta visita para formular preguntas sobre su participación en la siguiente edición.

 

Amena en casa 728x90
happyending 728x90 jpg
warhol_360