Las lluvias volvieron a provocar colapsosSi las lluvias del pasado 21 de abril convirtieron una calle en una piscina, esta vez el tramo de la calle Quevedo entre Odón Alonso y avenida del Bierzo se convirtió en un auténtico río. Las fuertes lluvias que cayeron durante no más de 15 minutos en la tarde noche de ayer viernes provocaron de nuevo la inundación completa de este tramo del vial, en las inmediaciones del teatro Benevivere. La indignación de los vecinos va a más toda vez que no encuentran solución a este problema, que se repite cada vez que caen lluvias fuertes, provocando no sólo colapsos circulatorios de vehículos e imposibilidad de tránsito de peatones, sino también la anegación de bajos particulares.

Según se puede apreciar en la fotografía enviada por un vecino de la calle, era completamente imposible atravesar este tramo de calle sin empaparse los pies. El problema, supuestamente radica en una alcantarilla en la intersección de la calle Odón Alonso.

Según han informado a este periódico, no fue la única calle afectada por las inundaciones. Además, al menos un tramo en la calle Comendador Saldaña en la confluencia con Cervantes (proximidades parada de autobuses) también sufrió importantes caos circulatorios por la anegación de los viales.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador