El próximo domingo, día 9 de julio, tendrá lugar en la plaza Mayor de Bembibre el tradicional Mercado de Ajos, a partir de las 11 de la mañana. Un evento característico en los últimos años y que recupera el tradicional mercado de San Pedro, que se celebraba el día 29 de junio, festividad de la Parroquia y en la actualidad el segundo domingo del mes de julio. Un mercado recuperado en las últimas décadas y que año tras año se consolida en el solio privilegiado de la Plaza Mayor.

Cartel Mercado de Ajos Bembibre 2017

Se trata de un mercado glosado tantas y tantas veces en sus artículos por el abanderado de la villa del Boeza en los medios de comunicación y Cronista Honorario de Bembibre, Victorino Rivera Merayo, la pluma y la voz de la villa del último templario, que el 23 de noviembre de 1964 al aceptar la corresponsalía de Diario de León en Bembibre, se presentaba a los lectores del rotativo con las siguientes palabras:

“Como buen berciano y ante todo como buen hijo de Bembibre, villa de la que estoy enamorado, nunca he podido ver con buenos ojos que el pueblo que me vio nacer permaneciera en el anonimato, como olvidado de todos. En Bembibre y en el Bierzo Alto, como en cualquier parte del mundo, hay problemas, hay alegrías y penas; sucesos, unas veces agradables, otras desagradables, de los que es necesario que en el exterior se enteren. Bembibre es una villa grande y el Bierzo entero una de las zonas más ricas de España, de la que es preciso nos ocupemos todos por igual para darle el realce que se merece.

La clarividencia de esta carta de presentación le acompañó en cada una de sus crónicas y a través de ellas puede seguirse el auge de la perla del Boeza, pero también el ocaso de muchas de sus tradiciones ancestrales. Y así lo manifiesta el 1 de julio de 1970 en un breve artículo titulado: El mercado del día de San Pedro tiende a desaparecer:

“El tiempo, que todo lo va borrando, no podía dejar de tirar el borrón de los mercados grandes de año de nuestra villa. Primero fue el del Domingo de Ramos, después el del jueves de la Ascensión y ahora el celebrado el día de San Pedro, mercados todos ellos que como tales han pasado a la historia…”.

A pesar del desaliento que impregna ese comunicado, Rivera Merayo, fiel a sus principios, refleja como nadie la realidad cotidiana de los mercados y ferias de Bembibre, como se aprecia en su crónica del 2 de julio de 1974:

“Hablábamos ayer del mercado grande de año que se estaba celebrando en nuestra villa con motivo del día de San Pedro y aunque el tiempo influyó en que no hubiera tanto público; en la plaza, como ya anotamos, fueron grandes cantidades las que entraron de ajos, mercancía esta que tuvo muchos precios, pues la venta de ellos fue, desde 25 pesetas riestra a las 150 pesetas, cosa que parece increíble, pero que es una verdad como un templo, aunque también es cierto que las que se vendieron a ese exagerado precio de 150 pesetas pesaban cinco kilos. Como decíamos anteriormente fueron muchísimos los ajos que se vendieron. En cuanto a los demás artículos poco más o menos se vendieron como en los últimos mercados que se han celebrado”.

 

728x90-cuenta-on-verde
happyending 728x90 jpg
warhol_360