La plaza Santa Bárbara acogió la masiva celebraciónINCLUYE MINIGALERÍA FOTOGRÁFICA.- La euforia colectiva se desató en la plaza Santa Bárbara al término de la final del Mundial. La ocasión bien lo merecía y por vez primera en la historia España se proclamó campeona del Mundo. A pesar de un rival que presentó un juego poco digno de una final, a pesar de las duras entradas, a pesar de la benevolencia arbitral y de los dos sustos del conjunto holandés que a punto estuvieron de costarnos el segundo puesto, España ha demostrado por méritos propios, desde el pitido inicial, que debía ser la selección ganadora de la Copa.

Entre las celebraciones masivas en todo el país no podía faltar en Bembibre. Desde el final del partido la gente fue saliendo en masa hasta llenar literalmente la plaza, tomada por una multitud que no dudó un segundo en mojarse vestido o semidesnudo. El escándalo de los coches y los colores rojo y amarillo se hicieron en muy poco tiempo con un recinto que se inundó de una mezcla de alegría, incredulidad y locura.

Desde diferentes puntos fueron llegando: desde los bares, de los domicilios particulares, y del teatro, donde un aforo casi completo puso de manifiesto el interés que levantó esta convocatoria.

Cualquier lugar era un fiel reflejo de lo que sucedía en el otro: la emoción inicial, luego rabia e indignación por el juego holandés, temor por las llegadas del contrario, irritación por las omisiones arbitrales, y alegría desmesurada cuando, a falta de cinco minutos en la prórroga, llegaría el gol de Iniesta.

España es campeona del Mundo de fútbol y Bembibre rindió el homenaje que se merecía.

 

Galería de fotos de la celebración: Hacer click sobre las imágenes para verlas ampliadas

 {yoogallery src=[/images/stories/minigalerias/celebracion_mundial] width=[100] height=[67]}

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador