En el pozo los familiares también exigen solucionesDespués de un fin de semana de tranquilidad relativa los mineros retoman las protestas el lunes. Cansados ya por la situación, los trabajadores son conscientes que ahora no pueden dar marcha atrás y que lo que han demostrado en esta semana no pueden ser hechos aislados. Unas razones por las que, en las últimas fechas, los representantes de los trabajadores están en el punto de mira de los mineros, quienes exigen soluciones definitivas y no parches como ha ocurrido durante las últimas fechas. Dejan claro que no aceptarán cualquier acuerdo que presenten sus representantes, hasta tal punto que el viernes ni se plantearon parar las protestas tras el anuncio de posible pago de un mes de los dos que les adeudan.

Asimismo, la situación que se vivió este sábado en el pozo Casares en un acto en que los compañeros de los mineros expresaron su apoyo a los encerrados encendió aún más la ira de los familiares y compañeros. Acusaron a los representantes sindicales que visitaron ayer a los encerrados de acudir a hacerse la foto, concretamente fue la mujer de uno de los mineros asediados quien no pudo contener su rabia y recriminó a Alberto González Llamas de CC.OO de no haber acompañado antes en estas concentraciones.

De la misma manera los concentrados en el pozo de Tremor comenzaron a preguntarse por qué los empresarios tienen que bajar a la mina con los mineros encerrados cuando el derecho exclusivo se lo han ganado sólo los trabajadores. Están dispuestos a impedir la entrada de otras personas que no sean los propios compañeros, expresamente de los patronos por ser los responsables directos del pago de sus salarios, y del director de la mina.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador