El teléfono móvil es una de las mayores causas de accidentes La Dirección General de Tráfico llevará a cabo, entre el 8 y el 14 de noviembre, una campaña especial, de concienciación a través de divulgación de mensajes en medios de comunicación y de intensificación de controles en las carreteras sobre el uso de teléfonos móviles y otras conductas que provocan distracción, como el uso del navegador mientras se conduce, con la intención de trasladar a la sociedad la idea de que hay que mantener en todo momento la atención en la conducción.

Los controles en las carreteras se acompañarán con emisión de cuñas divulgativas en radio, anuncios en prensa y mensajes en los paneles de información en carretera. Los agentes de la Guardia Civil realizarán más de 2.000 controles diarios a conductores que circulen por las carreteras, con un total aproximado previsto de al menos 14.000 en dicho periodo.

En los primeros diez meses de este año se ha producido la muerte de 103 personas víctimas de accidentes de carretera en Castilla y León, ocasionados por distracciones mientras se conducía. 

En los diez meses transcurridos de 2010, la distracción aparece como la primera causa de accidentes de tráfico mortales en carretera, por detrás de las infracciones a las normas de circulación. El accidente más frecuente en carretera, es la salida de la vía, tipo muy relacionado con la falta de atención durante la conducción.


MÓVIL, NAVEGADOR Y OTRAS DISTRACCIONES

Usar el teléfono móvil mientras se conduce nos impide percibir un 50% de la información de la carretera. En el estudio que se realizó en agosto del 2006 por la Dirección General de Tráfico, el 1,6% de los conductores de turismos y furgonetas hacían uso del teléfono móvil de forma manual mientras conducían, siendo un elemento claro de distracción que multiplica por cuatro la posibilidad de sufrir o provocar un accidente.

Otro estudio realizado en Australia ya alertaba sobre lo peligroso que es hablar por el móvil, tanto sujetándolo en la mano como con un manos libres. El estudio concreta que el riesgo de sufrir un accidente se multiplica por 4,8 cuando se utiliza manualmente un teléfono móvil y que también existe ese riesgo cuando se utiliza un dispositivo de manos libres. En este caso el riesgo se multiplica por 3,8 veces.
Este mismo estudio concluye que la mortalidad por accidentes podría reducirse entre un 7 y un 8% si nadie hablara por teléfono cuando conduce.

El uso de navegadores GPS ha aumentado en España de forma exponencial. Los navegadores pueden constituir una ayuda al conductor pero pueden suponer una importante causa de distracción. Circulando a 120 km/h, un vehículo recorrerá en 3 segundos una distancia de más de 100 metros, la equivalente a la longitud de un campo de fútbol. Si el conductor ha apartado la vista de la carretera en ese tiempo, el vehículo circula sin control a lo largo de un tramo en el que pueden surgir diversas circunstancias que pueden producir un grave accidente.

Fumar durante la conducción, es otra de las causas de distracción más significativa. Encender y apagar el cigarrillo, una mano inutilizada para el volante, humo o ceniza en los ojos, lumbre que se desprende, son circunstancias que provocan la distracción. La media de tiempo para encender un cigarrillo se sitúa en unos 4 segundos, tiempo en el que, a una velocidad de 100 Km/h, se recorrerán 113 metros.


LO QUE DICE LA NORMATIVA

La Ley de Seguridad Vial, en su artículo 65 fija que es infracción grave “conducir utilizando cascos o auriculares conectados a aparatos receptores o reproductores de sonido, el uso durante la conducción de dispositivos de telefonía móvil o cualquier otro medio o sistema de comunicación que implique su uso manual…” Corresponde a este tipo de infracción grave una sanción de 200 euros y supone la pérdida de 3 puntos”.


CONSEJOS

- En vía desdoblada, circule por el carril derecho y si tiene que detener el vehículo hágalo siempre fuera de la calzada o en el arcén.


Además hay que tener en cuenta otros consejos de carácter general, como:

- Cuidado con las distracciones al volante. No utilice el teléfono móvil.

- Informarse adecuadamente de las condiciones meteorológicas y de la situación de la ruta elegida. En caso de lluvia aumente la distancia de seguridad.

- Al volante, ni una sola gota de alcohol. El consumo de alcohol por los conductores es incompatible con la conducción.

- Cinturón todos, cinturón siempre. En cualquier desplazamiento, ya sea de corto o largo recorrido, deben utilizarse los sistemas de seguridad adecuados. Cinturón, casco o sillas infantiles pueden salvarnos la vida.

- Conducción sosegada. Durante el viaje se deben realizar descansos cada dos horas aproximadamente. La desatención en la conducción es el principal factor desencadenante de accidentes graves.

- Las prisas pueden matar. La velocidad debe ser la adecuada a las circunstancias y a la vía por la que circulamos. En autopistas y autovías la velocidad máxima permitida para turismos y motocicletas es de 120 km/h, es necesario aumentar la distancia de seguridad entre vehículos.

- La víspera del viaje procure descansar  y dormir lo suficiente.

- Evite durante el viaje las comidas copiosas.

- Al menor síntoma de cansancio, pare el coche fuera de la carretera y eche una cabezada.


 

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador