Los actos centrales se celebraron en la rotonda del mineroBembibre rindió el habitual homenaje a la patrona minera Santa Bárbara. Pero lo hizo con una participación cada vez menor a la de otros años, con poco más de cien personas que asistieron a la misa que comenzó a las 12 del mediodía y posterior procesión hasta la rotonda del minero, donde tendría lugar el encuentro entre las vírgenes del Santuario y de la Parroquia Santiago Apóstol y la ofrenda.

A pesar de la convulsa situación de la minería del carbón, la celebración de Santa Bárbara sigue siendo uno de los momentos importantes de muchas personas, aunque muy inferior a lo que supuso años atrás.

El párroco encargado de oficiar la ceremonia religiosa no se olvidó de quienes perdieron la vida en el sector, sobre todo en los fatídicos años 60 a 90 cuando la mina era bien un medio de vida, bien una trampa mortal. Pero también recordó a quienes no están ahora en la mina por las dificultades económicas del sector.

Un sector que en los últimos años ha venido sorteando obstáculos permanentemente y acuerdos puntuales para subsistir. Pero las últimas noticias no son nada halagüeñas con más de 3.000 personas en la provincia en expedientes de regulación de empleo hasta que el Real Decreto del Carbón tenga una aplicación efectiva.

Probablemente hayan sido un conjunto de circunstancias por las que la participación sigue reduciéndose: por la incertidumbre del sector, la reducción de mineros, quizá también la gélida mañana y la coincidencia con el puente de la Constitución.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador