Federico Jaime Robinson Coincidiendo con la celebración del centenario de la inauguración del alumbrado eléctrico, al que también se suma Bembibre Digital, les ofrecemos de la mano del director del museo Bierzo Alto, Manuel Olano, un relato cronológico de los acontecimientos más destacados relacionados con esta efemérides

Sin lugar a dudas, la instalación del alumbrado eléctrico constituye un avance tecnológico que supuso una mejora de las condiciones de vida de la población, y que tuvo una trascendental repercusión para el desarrollo económico de Bembibre.  Algunos autores lo situaban en el arco temporal que va de 1909 a 1911, sin pronunciarse sobre la fecha exacta de su inauguración. Nosotros tras una labor de investigación archivística y de campo hemos podido ir más allá en su conocimiento, pudiendo afirmar que, según las fuentes documentales la sustitución de la iluminación de petróleo por la de energía eléctrica se llevó a cabo en 1911 de la mano de los empresarios: Natividad Rodríguez Álvarez, Ramiro Gago Rodríguez y Federico James Robinson Bradley.

 

  • 20 de enero de 1898. Leoncio de Arrese, Contratista de Vía y Obras, solicita la concesión de “un salto de agua en el río Tremor, ayuntamiento de Albares, con destino a motor para producir electricidad y otras industrias…”, mediante un caudal de derivación variable que sitúa entre los 800 y los 1400 litros por segundo.

 

  • 30 de agosto de 1901. Pedro Diz Criado, Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos y, vecino de Ávila, pide la autorización pertinente para desviar “dos metros cúbicos de agua por segundo del río Boeza, al sitio del Humeral, en término de Bembibre, con destino al alumbrado público y particular de dicho pueblo y sostenimiento de cualquier industria auxiliar”. Adjunta a la memoria los planos de la infraestructura a realizar, que son,  una presa de 9,50 m de altura y 44 m de longitud, en el paraje del Humeral, entre los términos de Bembibre y Viloria; un canal de sección trapezoidal de 1378 m de longitud, en la margen izquierda del río, por el que fluirán entre 450 y 2000 litros de agua por segundo. El presupuesto de las obras asciende a 35.885 pesetas.

 

  • 22 de noviembre de 1904. Severo Moreno y Somoza en nombre de La Sociedad Eléctrica de Astorga “Rodríguez Crespo y Compañía”, solicita al ayuntamiento de Folgoso de la Ribera “la concesión de un salto de agua en el río Boeza de 900 litros por segundo para producir energía eléctrica entre las localidades de Boeza y Folgoso de la Ribera y llevar la luz a Astorga”.

 

  • 17 de julio de 1906. Leoncio de Arrese se traslada a Bembibre para tratar con la alcaldía “la traída e instalación de la luz eléctrica en el municipio”.

 

  • 10 de octubre de 1909. Abelardo López Sarmiento, alcalde de Bembibre, licitó por dos décadas el funcionamiento del alumbrado eléctrico en esta villa.

 

  • 3 de diciembre de 1910. Natividad Rodríguez Álvarez presenta en el Gobierno Civil de León el proyecto elaborado junto con Federico Jaime Robinson Bradley y Ramiro Gago Rodríguez para edificar una central hidroeléctrica en Viloria, en el molino que Ramiro posee a orillas del Boeza, llevando el alumbrado a Bembibre a través de una red general de transporte de 1.500 voltios y de otra de distribución de 120 voltios.

 

  • 28 de enero de 1911. Inauguración en Bembibre del alumbrado eléctrico por la Fábrica de la Luz Eléctrica “Gago”.

 

  • 26 de mayo de 1911. Real Orden que otorga la adjudicación de su explotación a la sociedad formada por los vecinos de Bembibre, Natividad Rodríguez Álvarez, Ramiro Gago Rodríguez y Federico Jaime Robinson Bradley.

 

  • 17 de enero de 1920. Emilio Barba solicita la concesión “de un salto de agua en el río Boeza, término de Folgoso de la Ribera”.

 

  • 16 de marzo de 1920. Santiago Crespo Carro, apoderado de La Sociedad Eléctrica de Astorga “Rodríguez Crespo y Compañía”, pretende “aumentar la potencia del salto de agua que mantienen en Folgoso de la Ribera”.

 

  • 17 de mayo de 1920. Rogelio y Jovino Núñez Díaz obtienen facultad para edificar una central hidroeléctrica en Matachana, en el molino que tienen en “las Nogalinas”, a orillas del Boeza, con sus redes de transporte y distribución de 120 voltios, con las que suministrar la luz a Bembibre (Barrio de La Estación y Barrio de La Fuente), San Pedro Castañero, San Román de Bembibre y Matachana.

 

  • 8 de marzo de 1932. Ramiro Gago Rodríguez solicita permiso para “un aprovechamiento hidráulico en Folgoso de la Ribera, con un caudal de 2000 litros por segundo derivado del río Boeza y una distribución de alta tensión de 6000 voltios y de baja de 220 a 125 voltios”, llevando la luz a las poblaciones de Bembibre, San Román de Bembibre, Losada, Rodanillo, Rozuelo, Folgoso de la Ribera, Santibáñez, San Esteban del Toral, Villaviciosa de San Miguel, Viñales, El Valle y Tedejo.

 

  • 4 de diciembre de 1936. Leopoldo Gago Fernández consigue facultad para extender el suministro de la luz a todas las localidades que conforman el municipio de Bembibre.

 

  • 13 de septiembre de 1932. Federico Jaime Robinson Bradley obtiene la adjudicación de la modernización del alumbrado público de Bembibre.

 

  • 1 de julio de 1937. Petra Jañez Fernández, viuda de Robinson, transfiere el servicio de suministro eléctrico de Bembibre a la empresa Explotación Hidroeléctrica del Sil, S.A., de Ponferrada.


Manuel Olano Pastor

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador