Un momento de la inauguraciónLos donantes de sangre han visto reconocida su labor altruista en el municipio de Bembibre, que ha dedicado la rotonda de El Foso a la Hermandad de Donantes de Sangre. Con la intención de que cambie la denominación próximamente, según apuntó el alcalde en funciones, Jesús Esteban, este reconocimiento mantiene vivo el compromiso de Bembibre con la Hermandad desde su inscripción en el registro de asociaciones.

Un monolito con una inscripción representa la dedicatoria de la población de Bembibre. Desde la parte superior caen unas gotas de sangre que impregnan de color rojo el pavimento en el centro de la rotonda. “Llevábamos en negociaciones algún tiempo”, destacó Esteban, hasta que “por fin estamos donde teníamos que estar, en esta rotonda que tendrá que llamarse rotonda de la Hermandad de Donantes de Sangre. Ya no sólo es de Bembibre sino también de la Hermandad”.

Esteban hizo un repaso por algunos de los momentos más destacados de la relación entre el Ayuntamiento y la Hermandad. En el año 1996, recordó, “se inicia una intensa actividad de apoyo” en un momento en que se alcanzó la cifra de 302 donaciones. Una cifra que se superó sólo un año más tarde, en 1997 cuando se registraron 386 donaciones, seguidos por Ponferrada con 327.

A la fecha, la Hermandad de Donantes cuenta con una unidad de extracciones en la Casa de las Culturas. Se mantiene un nivel de 315 donaciones según el último dato.

El presidente de la Hermandad, Javier Campos, expresó que “los donantes de sangre de Bembibre lo merecen”, e invitó a las poblaciones a seguir ejemplos como el que se acaba de presentar o Ponferrada.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador