Sobre las 17,15 horas del sábado, un helicóptero modelo Sokol, que forma parte de la dotación de la Base contra Incendios en Tabuyo del Monte, se precipitó a tierra en una zona de pinar cercana a la base cuando realizaba un ejercicio de prácticas de extinción de incendios.

Como consecuencia del siniestro los dos pilotos, uno de nacionalidad española y otro polaca, resultaron heridos leves, mientras que la brigada que transportaban, compuesta por nueve hombres, un capataz y ocho operarios, resultó ilesa.

Los dos heridos fueron trasladados inmediatamente al Hospital de León donde se encuentran en observación.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador