El fuego sólo produjo daños materiales, y un buen susto a los vecinosUn incendio declarado antes de las 11 de la mañana de este domingo obligó a la intervención de los bomberos para sofocar las llamas, que se originaron en una chimenea francesa. No hubo que lamentar víctimas y sólo algunos daños materiales en el edificio, sito a la altura del número 25 de la calle Cervantes. Los bomberos tuvieron que acordonar un tramo de este vial para poder sofocar las llamas e impedir que se propagaran por el resto del edificio.

La llamada alertando del incendio desplazó a una patrulla de la Guardia Civil, que se mantuvo en todo momento en casa de la víctima. Al finalizar las labores de extinción, la propietaria reconocía a los vecinos que se interesaban por el estado que no se habían producido grandes daños en el interior, con la salvedad de la chimenea.

La intervención de los bomberos, de la Guardia Civil y la colaboración ciudadana fueron claves para esta actuación, que en menos de media hora había concluido satisfactoriamente.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador