Los actos de exaltación del botillo dieron el “pistoletazo de salida” con la presentación de una escultura ejecutada como homenaje a este manjar representativo de la gastronomía berciana, obra de Luciano Llaneza. No se trata de una obra definitiva, como explicó el propio alcalde, Manuel Otero, sino más bien de un prototipo o maqueta, ya que lo que se pretende es construirla “en un tamaño más espectacular” y ubicarla en las inmediaciones del Bembibre Arena. Los nombres de los alcaldes y mantenedores del festival, que ahora figuran impresos en tinta, irán grabados en láser, y además podrían incluirse frases que reflejen aspectos significativos de nuestra historia.

Manuel Lamelas Viloria, como presidente de la Fundación Cultura Minera, estuvo presente en el acto y mostró todo su apoyo a esta iniciativa, recogiendo el guante que le había lanzado el alcalde. “La Fundación Cultura Minera se va a volcar con Bembibre”. Lamelas Viloria recordó también sus vínculos con Bembibre y el Bierzo Alto, “Naci en Torre pero me crié en Bembibre. Soy un hombre de Bembibre, aunque nunca me olvidaré de Torre, el Valle del Boeza y los demás valles del Bierzo Alto”.

Para Lamelas Viloria,  Bembibre va a ser el paraguas del proyecto desarrollado por la Fundación Cultura Minera, y a quien más le va a afectar de forma directa, por entidad, población y servicios. Agradeció el apoyo moral y las facilidades dadas por el regidor bembibrense, recordando que será una fuente importante de turismo para la zona.

{jomcomment lock}

728x90-cuenta-on-verde
happyending 728x90 jpg
Caperucita Roja Lateral
warhol_360