Los comerciantes salieron satisfechos como norma general

Este año no hubo restaurante para la degustación popular de botillo en el interior de la Feria Agroalimentaria “Villa de Bembibre”, que ayer domingo cerró sus puertas con una masiva afluencia de público. Una situación que el Ayuntamiento ya ha anunciado que corregirá con vistas a ediciones posteriores. Bien sea un restaurante para la degustación popular de botillo “o, si no un botillo popular, algo similar que permita meter a más personas” que permita mantener la esencia de esta iniciativa, declaró el alcalde, José Manuel Otero.

En la presentación de la Feria Agroalimentaria se había anunciado que no habría restaurante para la degustación popular de botillo por dos razones. Por un lado, se justificó que quienes hacían uso principalmente de ese servicio eran los expositores y no así el público en general. Pero también había otra razón de peso para la administración local: que podía interpretarse que se hacía competencia desleal a los hosteleros de Bembibre.

En un análisis a posteriori, el alcalde aseguró que “eso es muy subjetivo” y comparó con los vendedores de otros productos. “Es como si las tiendas que venden chorizos en Bembibre entienden que les hacen competencia desleal”, justificó.

Pero en su conjunto la valoración general fue satisfactoria, a la vista de las 20.000 visitas que cuantificó el Ayuntamiento de forma estimada en estos tres días. “Hubo mucha gente, sobre todo viernes y sábado, si viene es cierto que la Copa del Mundo atrajo a muchas personas”, consideró el alcalde, que concluyó recordando que hubo “un índice de participación muy alto y muy aceptable”.

Las empresas participantes también como norma general se fueron satisfechas, aunque hubo algún grupo que no encontró beneficio en esta Feria. “La mayoría estaba contenta, vendieron más que el año pasado, aunque algunos no lo vieron así”. El regidor aseguró que el Ayuntamiento toma nota de las quejas que puedan existir.

Entre ellas, destacó retomar la degustación popular de botillo así como potenciar la promoción de la Feria. “Hay que promocionar más, publicitarla más”, incluso contempla la posibilidad de presentar el municipio en ferias de divulgación turística, donde se pueda mostrar las ventajas industriales y la Feria Agroalimentaria.

En cualquier caso, Manuel Otero anunció que habrá cambios el próximo año. “Todo es mejorable y hay que mejorarla, hay que innovar y venderla más”, manifestó, y “yo ya pienso en nuevas fórmulas con un formato distinto, tanto en la Feria como en el Botillo”, aseguró el alcalde en declaraciones a Bembibre Digital.

Otero también llamó la atención sobre la escasa participación de empresas bercianas y la nula presencia de expositores de Bembibre. “Hay que convencer a más gente, si no incorporar más stands que haya más variedad, y sobre todo gente de Bembibre”.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos