Trabajadores del Ecyl representan el funeral del servicio público de empleo

Quince días después del recorte del personal de los técnicos del Ecyl, la oficina de empleo de Bembibre mantiene su actividad con dos trabajadores. Previsiblemente por poco tiempo, pues el próximo 31 de diciembre habrá más recortes que dejarán estas dependencias con una sola persona. Una situación que en la práctica es “insostenible”, según ha denunciado la plataforma de afectados por los despidos del Ecyl. El portavoz de este colectivo, Juan Daniel Rodríguez, expresó para Bembibre Digital sus dudas sobre el servicio, expresamente sobre su calidad, y reiteró que las oficinas más pequeñas, entre ellas Bembibre y Fabero, están condenadas a desaparecer. 

“Una sola persona tendrá que hacerse cargo de todo, así que si cae de baja, cuando se tome sus vacaciones, cuando surjan problemas personales, todo eso lo tendrá previsto la gerencia”, explicó en tono irónico. “Hasta cuando haga la pausa del café”.

Juan Daniel Rodríguez aseguró que haya una oficina que pueda estar operativa en estas condiciones y considera que esta situación derivará, a la postre, en la “desaparición de la oficina de Bembibre”. “Primero porque es una privatización al descubierto, quieren que realicen esta gestión las empresas de colocación, pero éstas no van a ir a Bembibre así que tendrán que desplazarse los ciudadanos a Ponferrada”. Pero expresamente advierte que estas empresas no van a prestar este servicio de manera altruista, sino que en el fondo hay “intereses económicos claros: una parte de la nómina se la quedará la empresa pero también la gestión por buscar trabajadores”.

Esta situación llega en un contexto en que el número de usuarios de estos servicios va en aumento. El incremento de desempleados parece no tener fin, y a pesar de la época estival las dificultades por las que atraviesa la comarca del Bierzo, con la minería en vilo y el cierre de Vitro, amén de otras empresas que están en procesos de regulación de empleo y cese de negocio, podrían elevar las cifras de paro considerablemente en todas las oficinas bercianas de forma inminente. La respuesta es que las oficinas de empleo reducen su personal con lo que se hará más difícil la prestación de estos servicios. “Ahora se puede fichar por internet, sí, pero no todo se puede hacer por internet, por ejemplo la solicitud de información, la inscripción o la modificación de datos entre otros”. “Es imposible que ahora se pueda ofrecer un servicio de calidad decente”, lamentó el que fue portavoz de los despedidos del Ecyl.

A pesar de que Rodríguez ya no forma parte de la plantilla del Ecyl, despedido el pasado 30 de junio, está interesado en saber cómo va a ser el modelo que implante la Junta de Castilla y León en “beneficio” de estas empresas de colocación. “Por cada contrato que logren de personas desempleadas la Junta dará una gratificación que será de 2.500 a 2.700 euros, de la nómina también habrá un porcentaje y las que intermedien con esas empresas también tendrán que afrontar una cantidad”. “Es un negocio redondo para estas empresas”, expresó, y a nosotros “nos llevará a 300 técnicos de las oficinas de empleo de Castilla y León a la calle”.

Comentarios  

0 #31 Profundo Purpura 01-08-2012 15:39
Está clarisimo que yo no voy a pagar sus pensiones cuando me vaya de aquí, a ver quien os las paga...

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador