El agua es motivo de conflicto entre vecinos en muchas localidades, incluso a veces hasta llegar a las manos, o a amenazas con una escopeta. Es lo que ha ocurrido recientemente en Las Ventas de Albares cuando dos vecinos comenzaron una discusión por las aguas de riego de un reguero que no pertenecía ni a la Junta Vecinal ni a la comunidad de regantes. Según publicaciones de Diario de León, eran aguas “perdidas” y, citando testigos presenciales, “la disputa finalizó cuando uno de los implicados, cazador con licencia según el vecindario, fue a su domicilio en busca de su arma de caza y regresó al lugar de los hechos donde efectuó dos disparos que no produjeron víctimas”.

La Guardia Civil se presentó en el lugar de los hechos para tomar declaración. El supuesto agresor se encuentra a la espera del correspondiente juicio.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador