Una de las actuaciones en un ruedo improvisadoLas bodegas de Rodanillo consiguieron este año batir todos los récords. Tanto en cuanto a afluencia  de público, como en organización y espectáculo ofrecido. No en vano, pretende convertirse en una fiesta de Interés Turístico Provincial, después de 13 años de que surgiera una original idea: hacer una ronda de bodegas con motivo de las fiestas patronales, de una forma diferente: el pueblo entero disfrazado, cada uno de los seis barrios atendiendo a una temática que eligieron libremente. Puedes ver la fotogalería que Bembibre Digital y la Junta Vecinal de Rodanillo hemos preparado aquí (accesible también desde portada de Bembibre Digital).

La evolución de la ronda de bodegas ha sido este año más visible que nunca. A la vista, la fiesta que el pasado viernes organizaron para todos, con una mayor dosis de espectáculo. Y es que inicialmente, Rodanillo era un teatro de calle por la caracterización de sus barrios, para mantener la iniciativa que surgió entre los vecinos hace 13 años. Ahora, cada uno de los barrios ha dado más de sí, sobre todo en espectáculo, y los vecinos de Rodanillo no sólo han disfrazado el pueblo, sus calles y sus gentes, sino que también se han convertido en los actores de un gran teatro de calle por una noche.

Una ronda de bodegas que comenzó en Roda Nilo, un barrio que desplazó a los asistentes al antiguo Egipcio. Llegaría después a Roma, con los emperadores presenciando auténticas peleas de gladiadores hasta dar el visto bueno para comenzar la segunda bodega. La tercera quiso mostrarnos cómo se elabora el vino, con los vecinos pisando la uva mientras los asistentes degustaban una potente mezcla con el vino como protagonista, acompañada de los pinchos característicos. La gran corrida de toros (que los vecinos del barrio anunciaron por Bembibre provocando el desconcierto general): un espectáculo en el ruedo donde no faltaron ni los toreros, ni los caballos, y por supuesto el toro. La quinta parada fue en pleno contacto con la agricultura y una inmensa granja en medio del pueblo invitando a seguir disfrutando de la fiesta, hasta llegar al final, la sexta bodega en una fortaleza impresionante que pone de manifiesto el gran trabajo de los vecinos.

El premio al final fue el éxito y el gran paso que han dado estas bodegas. La comisión de fiestas entrega cada año 105 euros, unas empanadas y unos litros de vino a cada barrio para que organicen las bodegas. El premio al ganador es una placa que lucen como oro en paño. Pero eso al final es lo de menos, a la vista de los resultados que han hecho de estas bodegas una parada obligada cada año. Así lo atestiguaron esta vez las más de 1.000 personas que se congregaron en este pueblo, que cuenta en su censo con 85 personas.

Si quieres una copia de la fotogalería, sin reducción de calidad, o simplemente estás interesado en algunas fotografías, puedes solicitarlo a los responsables de la Junta Vecinal de Rodanillo. Presidente de la Junta Vecinal: Ángel Magallanes. Teléfono Ayuntamiento de Bembibre: 987 51 00 01.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador