Empleados públicos protestan contra las medidas de austeridad del gobierno (foto globalpost.com)

UPyD critica que no se haya contado con los profesionales de la Sanidad y la Educación para hacer los recortes, mientras se mantienen empresas públicas donde las reducciones no afectan a los puestos de libre designación . El coordinador territorial, Félix Sánchez Montesinos, considera “que descargan en la sociedad los errores de los gobiernos de Herrera”

Unión Progreso y Democracia en Castilla y León lamenta que la austeridad de los presupuestos autonómicos no afecte a las empresas públicas dependiente de la Junta de Castilla y León, y sí afecten a los ciudadanos con subidas de impuestos – ‘céntimo sanitario’ para los no profesionales, impuestos eléctrico y de residuos, y ahora la recuperación del impuesto de Sucesiones y Donaciones, Transmisiones y Actos Jurídicos Documentados – y con una reducción  del 7,68% y del 5,34% en las consejerías de Educación y Sanidad, respectivamente.

UPyD considera que las disminuciones en estas dos áreas acarrean agrupaciones, despidos, disminución de la oferta y también de la calidad de la enseñanza y de los servicios sanitarios. Asimismo, este partido lamenta que no se haya hecho un análisis sereno con los profesionales implicados y se haya elegido la opción de recortar, cuando existen fundaciones que podrían suprimirse y empresas públicas en las que la reducción de personal no afecta a los puestos de libre designación.

Por otra parte, la corrección de la tasa de paro – un encuentro más del Partido Popular con la “realidad” – pone de manifiesto la necesidad de una inversión mayor en el área de empleo. UPyD pide al Gobierno regional que no repita las fórmulas tradicionales y que centre sus recursos en la exportación y en atraer empresas TIC a los casi vacíos polígonos industriales de Castilla y León.

El coordinador territorial, Félix Sánchez Montesinos, afirma que estos presupuestos “están desafinados, ya que la música va por un lado y la orquesta por otro”. “Por muy austeros que sean y se hayan intentado tapar las grietas del casco, – continúa Sánchez Montesinos – el mayor peso lo soportan los ciudadanos, a través de un incremento de los impuestos y una reducción de servicios en Sanidad y Educación, especialmente ahora que es cuando más necesarios son”.

En opinión del coordinador territorial, “la ejecución presupuestaria muestra lo contrario de lo presentado”. Si se atiende a la deuda, los 2.172 euros que paga cada castellano y leonés en relación deuda/PIB y los 431 millones de euros que se dirigen a sufragar intereses de los créditos, “son una muestra de que estos presupuestos inciden en las mismas fórmulas y descargan sobre la sociedad los errores de los gobiernos del presidente Herrera”, concluye.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador