Iván ALonso (dcha) con Ferrer (centro) y García BarredoEl Partido del Bierzo ha convocado una manifestación en Bembibre para protestar por el proyecto de captación de agua de Bárcena. La marcha, que partirá mañana viernes a las 20 horas de la plaza Santa Bárbara, seguirá por calle Vatemar, Avenida Villafranca hasta la plaza Mayor, tiene por lema “No al agua de Bárcena. Queremos una presa en el río Urdiales o en el Boeza”. De esta forma, los bercianistas pretenden que los municipios del Bierzo Alto retomen el proyecto que en el año 2005 consiguió un consenso con la construcción de la presa del Boeza, y creen que el abandono de todos los ayuntamientos salvo Bembibre y Castropodame es un acto de “irresponsabilidad”.

Así lo recordó Iván Alonso, secretario general del PB. En 2005 “hay una reunión de alcaldes con una repercusión de 21.000 habitantes”. Con el paso del tiempo, los municipios se van descolgando y quedan prácticamente solos Bembibre y Castropodame, con un porcentaje inferior de Congosto. “Hay que hacer un acto de completa responsabilidad. Cada uno conoce los problemas de financiación y a veces la repercusión para el beneficio real no es todo lo que debería ser, porque aquí el más beneficiado porque es donde hay más población y donde hay más problemas de abastecimiento, que es Bembibre. Pero sí debería haber habido un acto de solidaridad, que es algo que el PB practica muy bien, y no mirar cada uno para sus adentros”, justifica el líder de los bercianistas.

Alonso precisó que, entonces, “todos dieron el visto bueno y ahora pretenden dejar escapar un proyecto de futuro para el Bierzo Alto. Y no este remiendo y esta chapuza que, además, va a representar una subida y amortizable en 45 años, tampoco va a ser gratis”.

Desde la óptica del PB, el proyecto de construcción de una presa en el Boeza suponía una inversión cuando se planteó el proyecto de 30 millones de euros a repartir entre 8 municipios y una repercusión sobre 21.000 habitantes, mientras el proyecto actual que abanderan Bembibre y Castropodame supone un desembolso de 9,3 millones para 11.000. “Creemos que es un atraso y por eso no queremos poner la excusa de que los ayuntamientos se fueron descolgando. Se fueron descolgando por irresponsabilidad, se pudieron haber buscado otros cauces de financiación”.

Pero también han querido poner de manifiesto los costes por bombeo. Así se expresó Julián García Ferrer que pidió reflexión sobre el coste de mantenimiento para bombear el agua al pantano de Bárcena y devolverla a los domicilios mientras la presa del Boeza contemplaba el descenso del agua por su cauce natural.

El PB recuerda que uno de los motivos de la ruptura del pacto de gobierno en Castropodame fue el distanciamiento entre el edil bercianista, Ángel García Barredo, con el alcalde respecto al proyecto de captación de Bárcena.

La nueva traída de Bárcena la presentó recientemente el alcalde de Bembibre, Jesús Esteban, como la única alternativa ante los costes. Según Esteban, la presa del Boeza dispararía la inversión real por encima de los 45 millones de euros que, ante el abandono de los otros municipios, se repercutiría sólo entre la población de Bembibre y Castropodame, y un 5% en Congosto. El PB sostiene que hay que retomar aquel espíritu de 2005 para un proyecto que, inicialmente contó con el consenso general y que luego dejaron de lado los ayuntamientos.

En la convocatoria, el secretario general del PB estuvo arropado por el portavoz de la formación en Bembibre, Julián García Ferrer, y el concejal de Castropodame, Ángel García Barredo.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador