Una vez más las medidas de ahorro adoptadas por el Gobierno, se ensañan con los más débiles. Y es que la partida que el ejecutivo destinaba para atender este servicio de atención domiciliaria, figura sin saldo a partir del 1 de enero del próximo año. En la provincia de León se benefician de este servicio más de cuatro mil personas mayores, que viven solas o están la mayor parte del tiempo solas, y que hasta la fecha podían recibir ayuda pulsando simplemente el botón de un dispositivo remoto conectado a un teléfono, durante las 24 horas del día.

En la provincia de León el servicio lo presta Cruz Roja, a través de convenios con ayuntamientos y Diputación, pero el Imserso ya le ha comunicado a la institución humanitaria que en los Presupuestos Generales del Estado para el próximo año, no hay fondos para cubrir el 65% del coste que aportaba la administración central.

Este nuevo recorte en las prestaciones sociales puede terminar con el servicio de teleasistencia, lo que pondría en situación de riesgo a muchas personas, especialmente en el área rural, donde la dispersión y la despoblación favorecen el aislamiento de nuestros mayores.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos