Para la Asociación Cultural Ecobierzo este proyecto, que parecía ya archivado después de la amplísima oposición que suscitó en su día, se opone a cualquier lógica energética, y así lo afirman  expertos en el tema. Se trata de un plan fechado del año 1984, que permaneció olvidado en un cajón durante un cuarto de siglo antes de que el expresidente socialista de Asturias, Vicente Álvarez Areces y el presidente popular de la Junta de Castilla, Juan Vicente Herrera, con el visto bueno del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, lo rescatase. Curiosamente, los dos políticos socialistas que lo defendieron han desaparecido ya de la escena política, con lo cual no puede decirse que su apuesta les trajera buena suerte. En cuanto al PP regional, su diputado regional en Madrid, Alfredo Prada, hizo hace meses unas declaraciones muy claras en contra de la construcción de la autovía eléctrica.

Ecobierzo recuerda que este proyecto de Red Eléctrica Española (REE) fue catalogado hace años por el mismo Ministerio de Industria como “innecesario a nivel energético”. También tiene en su contra la presentación de más de 25.000 alegaciones (aún por responder), una cifra muy importante sobre todo si se tiene en cuenta que proceden en su mayoría de una zona con altos valores naturalistas pero con escasa población. Las casi doscientas asociaciones que se han opuesto al proyecto consideran que éste omite el elevado impacto económico y medioambiental que supone la construcción de la línea. Además, compromete seriamente a zonas protegidas por la Unión Europea, y afecta a proyectos europeos vitales como la conservación del oso pardo y el urogallo.

Ecobierzo considera que en un momento de grave crisis económica como el actual, la edificación de una línea eléctrica de estas características, con torres altas como la catedral de León, afectaría de forma grave al paisaje de las comarcas de la montaña central y oriental de nuestra provincia y a su economía, ya que estas viven esencialmente de su amplia oferta de turismo rural. Por estas consideraciones instamos el consejero de Economía y Empleo del Principado de Asturias, Graciano Torre, así como el resto de organismos que apoyan el proyecto, a que desistan de su idea e intenten buscar otra solución al problema eléctrico de su comunidad. Si es que existe.

Desde Ecobierzo recuerdan también que en el lado asturiano, como en el leonés,  Izquierda Unida se ha opuesto a este proyecto desde el comienzo, así como el Partido Popular asturiano. También se dejó oír en su momento la voz de la Coordinadora Ecoloxista asturiana,  frontalmente opuesta a la construcción de la línea, la del portavoz del PP en el Ayuntamiento de Aller, Juan Antonio del Peño, que aún mantiene su oposición (también la mantiene Alfredo González Arango, concejal de IU en Aller) y la de la Fundación Oso Pardo.

Hace unos días, a raíz de las declaraciones de Graciano Torre, el nuevo secretario general del PSOE local en Aller, Víctor Montes, también se ha pronunciado en contra del paso de la línea por el municipio asegurando que la infraestructura eléctrica “compromete el futuro del concejo”.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador