La Federación de Servicios Públicos de UGT de Castilla y León, a través de su secretaria regional Carmen Amez, denunció que durante el último año se han perdido 1.000 empleos en la administración regional y local de Castilla y León. Además el 2013 comienza con dos expedientes de regulación de empleo para este colectivo, que afectará a 190 trabajadores de nuestra comunidad.

Carmen Amez ha calificado el último ejercicio como “desastroso”, y recuerda que los funcionarios, que están soportando una campaña de desprestigio muy bien organizada, son los paganos de la crisis económica. Desde 2009 los funcionarios de Castilla y León han perdido un 28,4 % de poder adquisitivo.

También denuncia la “política de ERES encubiertos”, a través de la no renovación de contratos, mientras "todos los días se publican en el Bocyl al menos dos puestos de libre designación".

Amena en casa 728x90
happyending 728x90 jpg
Caperucita Roja Lateral
warhol_360