Los embalses de la cuenca hidrográfica del Miño-Sil han recibido un importante aporte de agua de lluvia en los últimos días, lo que ha supuesto un incremento de un 20,03 %. Bárcena incrementa sus reservas de agua en un 15,47 %.

La Confederación Hidrográfica del Miño-Sil, organismo autónomo dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ha estado vigilante durante los episodios de intensas lluvias de estos días, con turnos de 24 horas a través del través del Centro de Control de Cuenca –CECU- que gestiona el Sistema Automático de Información Hidrológica –SAIH-.

El CECU suministra, automáticamente y en tiempo real, información sobre las variables climáticas, hidrológicas y de estado, de las infraestructuras hidráulicas que son significativas y condicionantes del control de la cuenca,  además de ser una herramienta de control y optimización, a corto plazo, de las operaciones de los embalses, captaciones, canales y conducciones principales de la cuenca, tanto a efectos de satisfacción de demandas como de manejo de avenidas. 

La precipitación registrada en este episodio ha hecho que el total de precipitaciones desde el inicio de este año hidrológico (que comienza en octubre de 2012) esté un poco por encima de la media histórica, lo que indica una recuperación con respecto a la tendencia que seguía esta Demarcación desde octubre de 2011.

Actualmente, los embalses del Miño-Sil acumulan un total de 2.279,01 hm3, lo que representa un 75,19 % de la capacidad total de embalse (el día 13 de enero a las 0:00 horas estábamos a un 55,16 %) y un aumento de 606,99 hm3 en las reservas de agua un incremento de un 20,03 %.

Los embalses más grandes de nuestra cuenca han ayudado a laminar las posibles inundaciones, destacando los dos embalses que tienen mayor capacidad de regulación y laminación en los ríos Miño y Sil (Belesar y Bárcena) los cuales han experimentado un incremento notable de sus recursos. Mientras que Belesar aumentó en 300,43 hm3 su volumen de agua, encontrándose ahora a un 92,95 % del total de su capacidad, el embalse de Bárcena aumentó en 52,83 hm3 su volumen de agua, estando a un 58,54 % de su capacidad, lo que ha representado un incremento de sus reservas en un 15,47 %.

El incremento total de reservas en los embalses Miño-Sil en este período fue de 606,99 hm3, de los que 353,26 hm3 se almacenaron en estos dos grandes embalses, los de mayor capacidad de regulación.

Esta información, en tiempo real,  está disponible en la página Web de esta Confederación Hidrográfica del Miño-Sil a través del enlace http://saih.chminosil.es/index.php?url=/datos/situacionEmbalses

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador